Quintanilla finalizó 2° en motos del Dakar y Sunderland es el nuevo campeón

El británico Sam Sunderland, del equipo español Gas Gas, que cuenta con apoyo de la marca austríaca KMT, logró su segundo Dakar en la categoría de motos, tras ganarlo en 2017, al imponerse en la general por delante del chileno Pablo Quintanilla (Honda), ganador de la duodécima etapa disputada este viernes entre Bisha y Yeda, y el austríaco Matthias Walkner (KMT).

No fue un equipo oficial el que se hizo con la victoria, pero tras 18 años seguidos en los que una KTM se imponía en el desierto, la japonesa Honda sumaba dos ediciones seguidas logrando el triunfo, por lo que en 2022 la austríaca rompe esta racha y se hace con su primer ‘Touareg’ en Arabia Saudí.

Y lo hace con sorpresa ya que le ‘arrebataron’ a Honda, al vigente campeón hasta este viernes, al argentino Kevin Benavides; pero los 36 minutos perdidos el segundo día de competición y, sobre todo, los problemas mecánicos de la etapa 10 le impidieron luchar por defender su corona.

Una que Quintanilla luchó porque retuviera Honda hasta la última etapa, a pesar de que el tramo cronometrado (especial) contase con solo 163 kilómetros y mayoría de pista, sin complicar en exceso a los pilotos más allá de alguna dificultad en la navegación. Finalmente, solo le pudo recortar 3’25” que le sirvieron para certificar su segundo lugar en la clasificación general, a 3’27” de Sunderland.

Tercero, a 6’47”, fue un Walkner quien, a pesar de ponerse líder en la novena etapa, no pudo mantener dicho lugar de privilegio.

El mejor español sobre dos ruedas fue un Joan Barreda (Honda) que corrió desde la quinta etapa con la clavícula fracturada. Se volvió a caer en la octava y aun así finalizó en quinta posición de la general. Por su parte, Lorenzo Santolino (Sherco) finalizó en 12ª posición a 58’26” del ganador.

Una duodécima etapa, disputada entre Bisha y Yeda, que, como se preveía, no cambió los primeros lugares de la general pero que tuvo lucha hasta el final. Quintanilla le sacó cinco segundos al estadounidense Ricky Brabec (Honda) y 18" al australiano Toby Price (Honda) para finalizar un Dakar en el que iguala su mejor resultado (2º en 2020).

Cinco primeros clasificados de la 12ª Etapa en motos:

1 – Pablo Quintanilla (CHI-Honda): 1h40’

2 – Ricky Brabec (USA-Honda): a 5”

3 – Toby Price (AUS-KTM): a 18”

4 – Nacho Cornejo (CHI-Honda): a 29”

5 – Joan Barreda (ESP-Honda): a 1’13”.

Clasificación provisional del Dakar en la categoría de motos:

1 – Sam Sunderland (GBR-Gas Gas): 38h47’30”

2 - Pablo Quintanilla (CHI-Honda): a 3’27”

3 – Matthias Walkner (AUT-KTM): a 6’47”

4 – Adrien Van Beveren (FRA-Yamaha): a 18’41”

5 – Joan Barreda (ESP-Honda): a 25’42”.

SUNDERLAND: "SE SIENTE MEJOR QUE LA PRIMERA VICTORIA"
“Honestamente creo que esta se siente incluso mejor que la primera victoria, porque han pasado cinco años y cinco años es mucho tiempo de espera. También es especial lograrlo con dos colores diferentes, KTM y Gas Gas. Este día estará en mi memoria para siempre”, dijo al finalizar la especial.

“No lo sé… creo que intentar dar mi máximo todos los días, ser consistente, no perder mucho tiempo con el libro de ruta cuando había tramos difíciles… no fue fácil para nadie y estoy muy feliz de haberlo logrado”, comentó sobre cuál ha sido la clave de su victoria.

Un Sunderland que no estuvo ni mucho menos tranquilo antes de empezar la duodécima etapa, disputada este viernes entre Bisha y Yeda, a pesar de contar con solo 163 kilómetros cronometrados.

“Hice un gran trabajo ayer para la general, pero hoy tenía mucho estrés. Este año los tiempos estaban muy ajustados. Cuando llegué a la etapa vi cuánta navegación había por delante y no puedes imaginar el estrés que tenía. Estoy muy contento por todos los que me rodean. Es bonito devolverles la confianza que me dieron con esta victoria”, aseguró.

QUINTANILLA: "ME VOY FELIZ CON ESTE SEGUNDO LUGAR"
“Contento. Salí a darlo todo, mi 100 por 100. Con solo un error podía perder el segundo lugar, así que fue estresante, intenso, desde la mañana. Pero estoy muy contento con mi resultado, con mi rendimiento en la carrera y por cómo trabajé día a día. Hice un muy buen trabajo y me voy feliz con este segundo lugar. Un podio más y otro Dakar más, sumando más experiencia”, dijo al acabar la especial.

El piloto chileno se centró más en defender su segundo lugar que en superar al vencedor final, el británico Sam Sunderland (Gas Gas): “Sabía que la única manera de alcanzarlo era si cometía algún error de navegación, pero el que no hubiera ningún punto de control oculto dificultaba eso”.

“Gracias a todo el equipo y a la gente que me estuvo apoyando, a todos esos chilenos y latinoamericanos que estuvieron alentándome; se agradece y se siente. A disfrutar, a descansar y ya llegarán más oportunidades”, comentó Quintanilla que ya piensa en la próxima edición.

“Sí, por supuesto (sobre si el objetivo el próximo año es ganar). Seguiremos trabajando por obtener la victoria. Quedan más oportunidades y seguiremos con las mismas ganas y misma fuerza”, completó.