Ejercicios para mejorar tu rendimiento como runner

freepik.es

Como sabemos para mejorar en el running no solo debemos correr. Entrenamientos de fortalecimiento, movilidad y hasta técnicas para mantener el aspecto psicológico listo para cualquier desafío, ayuda para mejorar el desempeño de cualquier runner, sea de nivel iniciante, intermedio o avanzado. No obstante, para evolucionar, el elemento esencial es más que simple: apostar en algunos ejercicios correctivos, hechos en el propio entrenamiento de running. Los ejercicios pueden hacer maravillas en tu rendimiento y aún más, pueden ayudar a prevenir las temidas lesiones. Y junto a estos trabajos correctivos, también conocidos como "drills", debemos incluir entrenamientos de velocidad cuyo objetivo es regular el gasto de energía para potenciar nuestra capacidad y resistencia. Recuerda que la velocidad con la que su energía se consume afecta directamente por cuánto tiempo vas a conseguir correr en determinado ritmo.

Veamos a continuación algunos ejercicios que no deberían faltar en tus rutinas semanales de entrenamiento:

Skipping. Es un clásico en el calentamiento de los futbolistas, por ejemplo. Consiste en correr en el lugar (también puedes desplazarte), elevando las rodillas en cada zancada. Para quien tenga una carrera corta rápida como objetivo, como puede ser un 5k o 10k, lo ideal es que las rodillas alcancen la altura del cuádriceps. Por otro lado, para quienes entrenan largas distancias, lo recomendado es alcanzar una inclinación de 45 grados en relación de una pierna con la otra. Este ejercicio ayuda a corregir y aumentar la amplitud de la zancada, y por eso es tan importante hacerlo regularmente.

Fartlek. Su principio es no atenerse a reglas rígidas. Al hacerlo la idea es que el runner sea libre de correr cuanto quiera al ritmo que desee, mientras que alterne entre períodos de mayor y menor velocidad. Esto aumenta la capacidad funcional del corazón y, consecuentemente, aumenta el rendimiento aeróbico, la capacidad de utilización de oxígeno y retarda el surgimiento de la fatiga muscular.

Anfersen (talones a la cola). También un clásico entre los jugadores de fútbol, el llamado "anfersen" suele ser más conocido como “talones a la cola” y es perfecto para corregir el movimiento hacia atrás de las piernas a la hora de correr. Se hace desplazándose o parados en el lugar, elevando los talones hasta los glúteos, pero no precisás tocarlos.

¿Te quedaste con ganas de más? Ahora descansa y recupérate, que mañana en otro post veremos más ejercicios y sesiones para incluir en tus rutinas y mejorar tus rendimiento como runner.