Por qué los runners deberíamos consumir jengibre

ESPN Run

También conocido como kion o quion, el jengibre es una planta originaria del Extremo Oriente, cuyo cultivo se ha extendido a casi todas las regiones tropicales del mundo. Se trata de un vegetal del que se aprovecha una raíz subterránea o rizoma, que tiene un gran sabor y poder aromático, ligeramente picante y alimonado. Normalmente se lo consume fresco, aunque también se puede adquirir en polvo o bien encurtido.

Esta verdadera estrella de la cocina asiática no solo aromatiza los guisos de arroz, las salsas agridulces, los postres y las bebidas frías y calientes, sino que también se destaca por sus propiedades terapéuticas altamente beneficiosas para cualquier persona, pero especialmente para los deportistas. En concreto, está considerado un remedio eficaz para el alivio de problemas intestinales, náuseas, vómitos, y algo que nos interesa mucho a los corredores: es un muy buen antiinflamatorio y antiséptico. Su aplicación también se extiende a tratar problemas respiratorios, gastrointestinales o de garganta; a cefaleas, colesterol, dolores de muelas, inflamaciones e incluso alergias o dolores. Estas múltiples virtudes que se atribuyen al jengibre se deben sobre todo a su riqueza en aceites volátiles. También posee sustancias fenólicas (denominadas gingeroles, shoagoles y gingeronas), ácido linoleico, enzimas proteolíticas, vitaminas como las B6 y C, y minerales como fósforo, calcio, magnesio, y potasio.

Respecto a sus contraindicaciones, sólo hay que tener en cuenta que, consumido en exceso, el jengibre no es un ingrediente demasiado saludable en el caso de las personas con problemas renales debido a que contiene cierta cantidad de oxalato. Pero en el resto de las personas su consumo no tiene ningún efecto nocivo.

Puntualmente en cuanto a sus propiedades antiinflamatorias, se deben a sus altos contenidos en gingerol, un componente capaz de reducir dolores mejorar los movimientos de músculos y articulaciones, problemas que están a la orden del día para cualquier runner, más allá de su nivel de experiencia y entrenamientos. Por lo tanto el jengibre es un ingrediente perfecto para reducir los dolores musculares posteriores al ejercicio. Es por eso que una vez que vuelvas a casa podrás consumirlo en forma de en infusión. Solo hay que colocar en una taza agua hirviendo, cortar un trozo de raíz cruda de jengibre e introducirlo en el interior, dejándola reposar durante 5 minutos. Luego endulzamos la infusión, preferentemente con miel, y estará lista para beberse.

¿Sueles incluir jengibre en tus comidas?