Diferentes tipos de estiramientos

ESPN Run

A la hora de hablar de estiramientos musculares y de entrenamiento de la flexibilidad, es necesario partir de la diferenciación de tipos de ejercicios, sus técnicas y sus finalidades. En este sentido, por un lado, están los estiramientos estáticos, en los que se busca llegar al punto en el que se comienza a sentir tensión, sin llegar a ser dolor, y se mantiene esa posición durante 15 a 30 segundos. Estos estiramientos son indicados para mejorar la flexibilidad, y se realizan luego de la práctica deportiva, cuando nuestros tejidos aún están calientes producto de la exigencia a la que los sometimos. Además, los estiramientos estáticos te permitirán una mejor recuperación del esfuerzo, debido a que relajan a tus músculos.

Por otro lado, están los estiramientos dinámicos, que consisten en mantener el músculo en una tensión durante unos pocos segundos, relajarlo y estirarlo nuevamente, lo que se logra a partir de determinados movimientos corporales. Estos estiramientos se utilizan generalmente en la fase de calentamiento previo, es decir antes de comenzar a correr ya sea durante un entrenamiento o una carrera.

También hay otros estiramientos similares a estos últimos, y son los balísticos, que fueron "proscritos" durante años, pero están siendo reivindicados por algunos entrenadores. Son conocidos por realizarse con rebotes, y con ellos puedes mimetizar los movimientos que vas a hacer corriendo, que como sabemos nunca consisten en mantener una posición estática. De esta forma preparan a tus músculos para la acción. Es importante en estos casos realizar previamente algunos ejercicios de calentamiento muscular, y a la hora de hacer estos estiramientos no pasarse con la velocidad ni la intensidad, manteniendo un ritmo bajo control.

Por último, están los llamados ejercicios de facilitación neuromuscular propioceptiva, que consisten en contraer el músculo que quieres estirar, relajarlo y aprovechar ese momento en el que goza de una mayor capacidad y estirarse para ganar algunos grados con cada nueva contracción. Resultan muy efectivos, pero también es verdad que si no están hecho de la manera correcta pueden provocar alguna lesión. Por lo tanto, es aconsejable en este caso que un profesional te enseñe las técnicas y te guía antes de empezar a practicarlos.

¿Cuánto tiempo le dedicas a estirar?