Dolores en los miembros inferiores

ESPN Run

Las piernas y pies de los corredores suelen experimentar dolores en diferentes zonas puntuales. Muslo, fémur, pantorrilla, tibia, cadera, rodilla, o tobillo son algunos de esos focos localizados donde debido a diferentes causas aparecen malestares. Y esto tiene una lógica, estas partes de nuestro cuerpo son muy exigidas cuando nos ponemos a caminar, debido a que son las que permiten el movimiento repetitivo y a su vez las que absorben los impactos que cada zancada provoca. En este post y los siguientes veremos una a una estas partes de los miembros inferiores, diferenciando los dolores que suelen aparecer en ellas y sus posibles causas.

Comencemos de arriba hacia abajo, y hablemos hoy de la cadera, la articulación más básica de los miembros inferiores. En la cadera se origina el movimiento que nos permite desplazarnos, por lo que es considerada la articulación madre o primaria, y representa el eje básico de nuestro cuerpo. Sin embargo, esta característica hace que se concentre una gran tensión en su centro, y una sobrecarga en esa zona puede provocar lesiones. También influye la edad, el peso, la falta de entrenamiento o de flexibilidad, o la superficie sobre la que corres.

Las lesiones más frecuentes en la cadera pueden ser por desgaste o debido a una caída o golpe, y se dividen en agudas o crónicas. Dentro de las primeras se engloban, por ejemplo, las roturas fibrilares que pueden tratarse mediante reposo, analgésicos y tratamiento rehabilitador. Las más problemáticas son aquellas que son crónicas y son más difíciles de tratar ya que aparecen de forma lenta y progresivamente pueden aumentar en intensidad. Estas lesiones en esa zona son una auténtica pesadilla para los corredores, ya que su curación suele ser larga. Por todo esto, lo aconsejable es prevenir su aparición, tomando medidas simples pero que deben convertirse en un hábito. La primera de ellas es incluir entrenamientos de fuerza en tu rutina regular. Realizar ejercicios de una sola pierna, ya que resultan particularmente útiles para trabajar a través de los desequilibrios musculares. También ayuda realizar frecuentemente masajes deportivos ya que evitan tensiones musculares, así como correr sobre superficies planas y blandas, evitando el asfalto y el abuso de los desniveles. ¿Estas sintiendo algún dolor en tu tren inferior?