¡Al gimnasio!

ESPN Run

Es muy común ver a cantidades similares de mujeres y de hombres corriendo en un parque, o haciendo algunos largos de natación en una piscina de algún club. Pero, ¿por qué no vemos a tantas chicas haciendo entrenamientos con pesas en los gimnasios? Tal vez en parte pueda deberse al falso y difundido mito que asegura que los trabajos en sala de musculación las hará gordas de piernas y brazos. No obstante, la verdad es que, por una cuestión hormonal propia del género, las mujeres no desarrollan músculos grandes como los hombres, y por lo tanto no deben preocuparse. Por lo contrario, los entrenamientos con pesas son ejercicios que provocan una aceleración del metabolismo, que resultará beneficiosa a la hora de perder peso corporal debido a que así el organismo quema más calorías, inclusive cuando está en reposo.

Veamos algún ejemplo de rutina de fuerza para alguien que recién empieza. En primer lugar, hay que tener en cuenta que estas rutinas deberían estar formadas por 8 a 10 ejercicios, que trabajen los principales grupos musculares. Por ejemplo, se podría componer en este orden: prensa de pecho, remo con una mano, curl de bíceps, extensiones de tríceps, elevación lateral para hombros, sentadillas, zancadas o estocadas, peso muerto, abdominales y extensiones lumbares. La recomendación es empezar con dos series de 12 a 15 repeticiones en cada ejercicio, con una carga tal que las últimas repeticiones sean costosas, pero se puedan realizar sin alterar una buena ejecución.

¿Complementas tu entrenamiento con levantamiento de pesas?