Alerta: evita estos ingredientes en tus ensaladas

ESPN Run

En general, mucha gente tiene un pre concepto sobre las ensaladas: todas son un alimento sano. Sin embargo, esto no siempre es así, y el principal problema está en los aderezos que les agregamos. En este sentido, debemos tener en claro que si queremos llevar una dieta saludable es necesario evitar utilizar habitualmente algunos ingredientes que aportan demasiadas grasas malas y calorías en exceso, que consumidos regularmente atentan contra nuestra salud. Veamos algunos casos. Los primeros son los aderezos industrializados tipo cesar salad, rancheros o italian dressing. Este tipo de preparados agregan a tu ensalada una gran cantidad de calorías y grasas saturadas en lugar de beneficiar tu salud pueden traerte problemas, como el aumento de peso.

Otro de los ingredientes muy comunes en muchas ensaladas es los crutones, pequeños trozos de pan que, aunque se muestren como una opción sana en la mayoría de los industrializados tienen procesos de fritura con aceite y sal en su cocción. Lejos de lograr un aporte nutritivo para un runner que busca en ellos carbohidratos y energía, dejarán a tus ensaladas con un nivel calórico muy elevado.

También es importante evitar los excesos de aceite. Por ejemplo, aunque el aceite de oliva sea un alimento sano y recomendable por sus aportes de omega 3, también hay que tener en cuenta que sólo una cucharada grande aportará entre 150 y 200 calorías. Por lo tanto, especialmente si estás buscando controlar tu peso corporal, evita pasarte de esa cantidad en cada porción. Lo mismo ocurre con la sal, ya que cantidades elevadas de sodio afectarán tu salud y además crearán una dependencia a la hora de percibir sabores. Por tal motivo, busca reducir gradualmente estos ingredientes para ir acostumbrando a tu paladar a los sabores naturales de los vegetales.

Por último, otra de las cosas que debemos evitar consumir regularmente con las ensaladas son los fiambres procesados, como por ejemplo el bacon o tocino. Es verdad que aportan sabor y algo de proteínas, pero también tienen contenidos muy altos de grasas, colesterol y sodio que no serán buenos para tu aparato cardiovascular.

En síntesis, no se trata de prohibir estos ingredientes, pero sí de limitarlos y sacarnos la idea de que todas las ensaladas son sanas, y por lo tanto podemos consumirlas a diario sin problemas. Las ensaladas, siempre y cuando estén bien preparadas, son una excelente opción especialmente para épocas de climas cálidos, y pueden ser una buena fuente de vitaminas, minerales, fibras y otros nutrientes esenciales para nuestro organismo. A la hora de elegir sus ingredientes procura evitar las opciones industrializadas y en su lugar opta por vegetales y alimentos en su estado natural. También recuerda la regla de los colores: mientras más tenga, más variedad de vitaminas y minerales obtendrás.

¿Cuál es tu ensalada preferida?