La clave está en la constancia

ESPN Run

La falta de regularidad y constancia no es solo un problema de muchos runners a la hora de mejorar la performance deportiva. También lo es en aquellos que necesitan controlar su peso corporal. Y en ambos sentidos el gradualismo puede ser la clave del éxito, ya que muchas personas comienzan con un plan de entrenamientos o de alimentación, y producto del entusiasmo inicial dan el 200% durante las primeras semanas, para luego abandonar. Y más allá de posteriores intentos por volver al camino hacia el objetivo inicial, todo termina fracasando.

Viendo esto, en términos matemáticos podríamos decir que cuando alguien se compromete al 200% sólo conseguirá ver resultados el 40% del tiempo, mientras que alguien que está al 100% lo verá el 80% del tiempo, ya que también debemos tener en cuenta que todos tenemos algún día en que no podemos cumplir a la perfección con lo planificado.

Por lo tanto, caer en la trampa del "todo o nada" suele ser un grave error. Veamos un ejemplo, con dos personas, la A y la B. Un día, luego de entrenar salen con sus amigos a comer pizzas. La persona A siente que ya perdió la línea de su dieta y come todo lo que puede pensando “ya empezaré desde cero nuevamente el lunes”. La persona B come un trozo de pizza, incluso dos, y no lo ve como un problema, sino que decide seguir adelante. En este ejemplo, la persona A probablemente ha ingerido todas las calorías programadas para ese dia en una sola comida, mientras que la persona B se ha pasado bastante y volverá a su plan recién la próxima semana.

En síntesis, la solución suele estar en no ser tan rígidos con nosotros mismos, y dar en la medida de lo posible lo mejor de cada uno en cada día, tanto en los entrenamientos como a la hora de llevar adelante un plan nutricional. Todo esto sabiendo que en el camino aparecerán imprevistos, y debemos tener la flexibilidad necesaria para pasar por ellos.

¿Cuántas veces por semana entrenas?