Gwen Jorgensen: madre, contadora, y atleta completa

ESPN Run

Gwen Jorgensen vino, vio y venció, vio. Nacida el 25 de abril de 1986 en Wisconsin, Estados Unidos, esta atleta no sólo consiguió llegar a lo más alto en el triatlón mundial. Además, luego de ser madre, planea hacerlo en el maratón y en el atletismo. Gwen asistió a la Universidad de Wisconsin-Madison, donde además de obtener una maestría en contabilidad también nadó y corrió. Trabajó para la firma Ernst & Young en Milwaukee, como contadora fiscal. Poco después de graduarse y comenzar su nuevo trabajo, apareció en su vida el Triatlón. Fue así que en 2010, fue seleccionada por Estados Unidos, y al año siguiente consiguió la medalla de plata en el Campeonato Mundial de Triatlón Universitario, disputado en España.

En la Serie del Campeonato Mundial de 2011, en Londres, Gwen ocupó el segundo lugar, lo que le valió un cupo en el equipo olímpico de triatlón de los Estados Unidos para los Juegos de 2012. En la cita olímpica de Londres sufrió un pinchazo durante el ciclismo, y terminaría en el puesto 38. En 2014, Jorgensen ocupó el primer lugar en cuatro carreras consecutivas de la Serie Mundial de Triatlón, algo que ninguna otra mujer había hecho en la historia. Su racha ganadora se extendió hasta 2015, con un total de 13 victorias consecutivas en la serie para fin de año. Su sorprendente seguidilla de triunfos finalmente terminó en 2016 a manos de la campeona mundial Helen Jenkins en Gold Coast, Australia.

La consagración definitiva de Gwen llegaría en los Juegos Olímpicos de Rio 2016, donde cobrándose revancha por el pinchazo sufrido en Londres 2012 ganó el oro en triatlón. Meses después de ganar la medalla dorada en triatlón Gwen sintió que su marca en este deporte ya había sido dada, y decidió correr el maratón de la ciudad de Nueva York. Para sorpresa de muchos en esta carrera y debutando en la distancia ocupó el puesto 14 con un tiempo de 2:41:01.

El 19 de enero de 2017 Gwen y su esposo anunciaron mediante sus redes sociales que esperaban un hijo. Dio a luz a un niño, Stanley, el 16 de agosto de 2017. Poco después, en noviembre de 2017, Jorgensen anunció oficialmente que se retiraba del triatlón, para centrarse en el maratón con el objetivo de ganar un oro olímpico en la disciplina en Tokio 2020. Sin embargo, después de sufrir lesiones y someterse a una cirugía de talón, el 4 de diciembre de 2019 Gwen declaró que a sus 33 años de edad finalmente se centrará en la calificación en la pista, ya sea en los 5.000 metros o en los 10.000 metros.