Guía para principiantes en el running

ESPN Run

Por estos días son muchas las personas que deciden comenzar a hacer actividad física, y el running es una de las mejores opciones para ello ya que puede practicarse en cualquier lugar, sin equipamiento costoso y por la gran mayoría de las personas. Para aquellos que hayan tomado la iniciativa, el primer paso es asegurarse de tener una buena salud para no poner el peligro tu vida. Por lo tanto, es fundamental antes de comenzar realizar un chequeo médico completo. Hoy por hoy muchas clínicas ofrecen un servicio que, en tiempos muy cortos, que por lo general van de una a dos horas, permitiendo hacer las consultas y exámenes necesarios para salir del lugar con todos los resultados en detalle y el apto médico firmado. Es importante entender que esta práctica nos dará absoluta tranquilidad para poder entrenar sin problemas, y es recomendable repetirla cada año.

Otra de las recomendaciones más comunes para las personas que quieren iniciarse en el running es unirse a un equipo de entrenamiento, o bien contar con un entrenador personal. La ayuda de este profesional será una guía fundamental a la hora de hacer evaluaciones, fijar objetivos y planes para llegar a ellos. De esta manera además de evitar posibles lesiones también tendrás más posibilidades de alcanzar los logros que buscas.

En cuanto a la indumentaria y accesorios, lo más importante es contar con un buen calzado ya que sobre ellos se apoyará nuestro cuerpo en todo momento. Además, el calzado es el responsable de amortiguar los repetidos impactos que nuestras articulaciones sufren en cada paso. Para entrenar, utiliza prendas de tejido sintético. Evita las de algodón, muy especialmente en las primeras capas, las que hacen contacto con tu piel. Este tipo de materiales es muy cómodo y tiene muchos beneficios para el resto del día, pero a la hora de movernos absorben nuestro sudor y no lo eliminan fácilmente, quedando húmedas por mucho tiempo. Y cuando esto ocurre, los procesos de termorregulación de nuestro cuerpo se alteran, haciendo que se mucho más fácil enfermarse. Por esto, para entrenar usa siempre indumentaria de buena respirabilidad y materiales adecuados. Si sientes frío, podrás utilizar varias capas y por sobre ellas una prenda tipo rompevientos, pero siempre garantizando la buena respirabilidad.

Una vez que comiences a moverte, seguramente verás lo bien que esto te hace sentir, y cómo van llegando diferentes logros que antes parecían inimaginables. Correr determinadas distancias o por un tiempo sin detenerse, sentir más vitalidad durante el resto del día, subir las escaleras sin agitarse, y tener una actitud mucho más positiva ante la vida son algunas de las cosas con las que muy probablemente te sorprendas.

¿Estás teniendo en cuenta estos aspectos?