Tres zapatillas de Trail running para esta temporada

Te recomendamos los mejores modelos de calzado para el verano. www.freepik.com

La montaña y los senderos ofrecen muchas variantes para los runners, y la elección del calzado es clave para correr en este tipo de terrenos. Si bien para cada escenario hay un tipo ideal de zapatilla, lo cierto es que a la hora del trail running todas reúnen tres características en común: buen agarre en la suela, refuerzos para que sean más duraderas, y buena capacidad de escurrir el agua que pueda entrar en ellas. Veamos hoy tres de los mejores modelos de esta temporada.

Salomon Sense Ride 3:

Su mayor virtud es la comodidad. Es un calzado polivalente, para casi todos los tipos de terrenos, está diseñado para correr por senderos a ritmos rápidos. La diferencia de altura del talón a la punta en su mediasuela es de 8 milímetros y tiene un peso 327 gramos. Ofrece un calce justo gracias a su tecnología Invisible Fit de Gore tex, que las hacen más respirables y confortables. La horma es bastante ancha para no sacrificar la comodidad de los dedos en fondos o carreras de larga distancia, y en su capellada tiene termosellados presentes en todo el contorno para evitar las rozaduras. Además, la puntera está bien reforzada para protegernos ante golpes con piedras o ramas.

En la zona del medio pie y como en las versiones anteriores de este modelo nos encontramos la tecnología Sensifit para dar estabilidad y sujeción, y Endofit o calcetín interno que nos protege ante la entrada de suciedad y logra que la lengüeta se mantenga en su lugar. En la mediasuela cuenta con tecnología Vibe que, como su nombre indica, se centra en absorber las vibraciones que se forman en la pisada, evitando con el paso de los kilómetros posibles lesiones o sobrecargas. Y por debajo, la suela utiliza el compuesto Contagrip, con gran cantidad de tacos de 3 milímetros de forma romboidal que nos darán muy buen agarre en casi todo tipo de superficies.

New Balance FF Herro V5:

Con un peso de 359 gramos esta versión de la rodadora para trail de New Balance cambia su estética e incorpora un sinfín de mejoras, fruto de la combinación de las mejores características de sus hermanas mayores: Hierro y Leadville. El resultado es una auténtica devoradora de kilómetros para la montaña, ideal para corredores de peso medio a alto, a los que les gustan las largas distancias.

Por arriba es cómoda y transpirable. La zona exterior, de aspecto plástico, proporciona protección extra ante las abrasiones, aunque debido en gran parte a las micro perforaciones que presenta, la transpirabilidad no se verá afectada. La tecnología Hyposkin hace que se adapte muy bien al pie, lo que la convierte en un calzado hecho para correr largas distancias. Y también la ausencia de costuras en toda su zona anterior será otro punto a favor a la hora de hacer muchos kilómetros. Además, en la mediasuela cuenta con material Fresh Foam, una espuma blanda que mejorará la comodidad y da un toque extra al rebote en la fase de despegue del pie. Por debajo, la suela es de material Vibram Megagrip, que nos ofrece una tracción muy buena. Los tacos no son muy elevados y bastante numerosos, lo que las hacen ideales para terrenos compactos.

ASICS Fuji Trabuco 8:

Nuestra tercera elegida es una zapatilla de 330 gramos de peso y 8 milímetros de drop, pensada para corredores de peso medio a alto que busquen pasar horas y horas corriendo por senderos y montañas. Su capellada se compone de una malla multicapa transpirable, muy bien reforzada y protegida. Allí las costuras desaparecen y dan paso a los termosellados para evitar posibles rozaduras. Por delante, la puntera es robusta para protegernos de posibles golpes a piedras o raíces en el camino.

Algo muy interesante de este calzado es que el mediopié está compuesto por una coraza plástica que se extiende desde la mediasuela hasta los ojales, creando un chasis que ofrece protección y estabiliza la zona, y a su vez posibilita un ajuste perfecto al pie. En la mediasuela incorporan diferentes tecnologías de la marca japonesa, tales como FlyteFoam Lyte, que las hace más livianas, le permiten conservar la energía y mejora el rebote en la fase de despegue. También, en la cara interna cuentan con Duomax Dynamic, un soporte en la zona del arco que evita sobre pronación que se suele dar en el trail y que puede llegar a causarnos dolores o inclusive alguna torcedura. Y finalmente, no podía estar ausente la tecnología estrella de ASICS: el gel, que ubicado en la zona del talón absorbe los impactos y evitan molestias bajo el pie, especialmente al momento de los descensos.

Por debajo, en la suela vienen con un taqueado de una longitud media, con 3 franjas de flexión que nos ayudan en la transición de la pisada. Todo esto desarrollado con tecnología Asics Grip, un compuesto de goma que gracias a su polivalencia sirve para correr por diferentes terrenos.

¿Cuál te convence más?