Tres errores comunes antes de una carrera

Free Pik

Las competencias son los momentos más esperados por muchos corredores, especialmente para los que encuentran en ellas el foco de la motivación para entrenar. Y no es para menos, ya que preparar una carrera de 10k, una media maratón o un maratón completo supone una preparación específica previa de entre 3 y 4 meses en promedio, y por lo tanto ese momento cúlmine genera mucha ansiedad. El problema es cuando esas sensaciones se convierten en una arma de doble filo, y nos hace cometer algunos errores que luego, durante el recorrido de la competencia, se pagan y muy caro.

Si bien todo el entrenamiento ya fue hecho en los meses anteriores y nuestro cuerpo ya está fisiológicamente preparado para afrontar la carrera, hay detalles que no son menores como comer adecuadamente, conocer los pormenores del evento o dormir bien. Todos estos puntos van a ayudarte a mejorar tu rendimiento, pero además existen otros detalles que no debes dejar pasar. Uno de ellos es evitar olvidos de accesorios y todo lo que vayas a usar en tu competencia, y para eso nada mejor que ordenar todo durante los días previos y dejarlo reservado en un lugar único. Indumentaria completa, reloj o GPS, calzado, gorra y otros accesorios, comida y bebidas, chip y número de corredor, etc. deben estar en algún rincón sin que se mezclen con otra cosas.

Otro error común que debes evitar es hacer cambios de último momento. Recuerda no probar nada en las horas previas ni durante una carrera, ya que para eso estuvieron los meses de preparación. En este sentido, ante cualquier duda cabe bien el dicho más vale malo conocido que bueno por conocer. Nada de cambios en la alimentación, indumentaria, calzado, etc. Recuerda que nadie gana una carrera por lo que haga en los días previos, pero sí muchos pueden perderla por eso.

Y el último error a evitar es llegar sobre la hora a la largada de la carrera. Cualquiera que haya pasado por una situación similar sabrá muy bien que no hay nada más estresante estar corriendo en dirección contraria a un grupo de gente o saltando vayas para tratar de llegar a la meta e iniciar una competencia. Lo mismo ocurre con otras situaciones de los momentos previos a un maratón o carrera en general, como los nervios por la fila del baño o del guardarropas que no avanza.

Por todo esto, cuando vayas a correr una carrera presta atención a estos puntos durante los días previos y trata de tener todo lo que puedas bajo control. De esta manera disfrutarás más de esa competencia para la que tanto te preparaste.

¿Cómo sueles prepararte para el día de la carrera?