Si vas a correr un maratón, entrena tu nutrición

ESPN Run

La nutrición es un aspecto clave para cualquier runner, tanto antes como durante y después de las carreras y entrenamientos exigentes. Para las competencias más cortas como las carreras de 10k nuestro organismo puede almacenar suficientes reservas como para cumplir sin problemas con el trayecto, pero esto no ocurre a la hora de enfrentar por ejemplo un 42k.

En una competencia de larga distancia necesitás incorporar carbohidratos en medio de la carrera para no quedarte sin energía antes de llegar a la meta. Los factores que determinan cuánto debés consumir y en qué momento de la prueba están relacionados con tu intensidad y tu estado físico. Lo primero que debes tener presente es que el glucógeno muscular y hepático es la principal forma de almacenamiento de los hidratos de carbono en el cuerpo, y es el que le da energía a tus músculos para que funcionen correctamente.

Si corremos una carrera de 10k y los días previos aumentamos el consumo de carbohidratos (arroz, pastas, patatas, etc), las reservas de glucógeno no llegarán a agotarse antes de terminar la competencia. Pero, si en cambio corremos un maratón estas reservas se agotarán y tendrás que comer hidratos para que tu organismo vuelva a generar glucógeno.

La mayoría de los nutricionistas recomiendan consumir una fuente de carbohidratos cada 40 minutos para que tu cuerpo no se quede sin energía antes de terminar un maratón. Igualmente te recomendamos que consultes con un profesional para que diagrame una dieta que se ajuste a tus entrenamientos y luego, según tu tiempo aproximado en maratón, te aconseje en qué momento debes consumir hidratos.

Eso sí, ten muy en cuenta que nuestro cuerpo no está preparado para digerir mientras corremos, por lo tanto deberás usar estos meses previos al maratón no sólo para entrenar tus músculos, tendones y aparato cardio respiratorio, sino también tu nutrición.

Aprovecha especialmente los entrenamientos largos como los rodajes de fondo para ir incorporando estos alimentos ricos en carbohidratos como los geles energéticos, y así enseñarle a tu organismo la tarea de correr y comer al mismo tiempo. ¿Cómo entrenas tu alimentación?