Prepara tu propia granola

Una buena nutrición es uno de los principales pilares tanto para la salud como para el rendimiento deportivo. Y lo primero que debes tener presente es que alimentarse de forma sana y equilibrada no es tan complicado como a veces parece.

La clave está en usar la imaginación y combinar ciertos ingredientes naturales para hacer que nuestras comidas sean más completas, energéticas y al mismo tiempo sabrosas. Por dar un ejemplo, a la hora de los desayunos o colaciones muchos runners no consumen combinaciones de cereales como la granola debido a que las industriales suelen contener grandes cantidades de azúcar.

No obstante, puede ser un excelente alimento si cuenta con las cantidades exactas de ingredientes. Por lo contrario, las opciones industrializadas que compramos en caja muchas veces pueden contener más calorías de las que tu cuerpo necesita. Entonces, ¿cuál es la solución?, simple: prepararla en casa, con una receta que además de ser fácil y rápida te hará ahorrar bastante dinero.

Para hacer tu granola casera necesitarás 500 gramos de de avena arrollada, 70 gramos de avellanas, nueces o castañas de Brasil (a gusto), 100 gramos de almendras crudas, 2 cucharadas soperas de semillas de chía, 100 gramos de manzana deshidratada, 200 mililitros de miel, y una cucharada de canela. La preparación es simple, y para eso debes precalentar el horno a 150º, mientras mezcla la avena, nueces, chía y manzana en un recipiente. Luego agrega la miel y la canela, y revuelve bien. El producto de esa mezcla extiéndelo sobre un recipiente ya engrasado con un poco de aceite o mantequilla, y hornea durante 20 minutos, removiendo en este tiempo varias veces para que todo se dore de igual manera.

Una vez que se enfríe, tu granola estará lista para consumirse, ayudándote a tener un desayuno energizante y totalmente natural, sin conservantes ni aditivos. Solamente te tomará 15 minutos y con esta cantidad podrás disfrutarla por varios días, seguramente durante más de una semana.

¿Te animas a probarlo?