El atleta ecuatoriano Alex Quiñónez fue asesinado en Guayaquil

El atleta ecuatoriano Alex Quiñónez, finalista en los 200 metros en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, fue asesinado en la ciudad portuaria de Guayaquil, donde residía, por razones que aún se investigan.

El deceso lo confirmó Roberto Ibáñez, presidente de al Federación Deportiva del Guayas, en un mensaje de Twitter en el que expresó el inmenso dolor que le causaba la muerte de Quiñónez, de 32 años de edad.

"Mi corazón está totalmente destrozado, no encuentro palabras para describir el vacío que siento", escribió Ibáñez en su cuenta de la red social.

"No puedo creerlo, ¡hasta cuando vamos a seguir viviendo tanta maldad e inseguridad!", agregó el dirigente deportivo en referencia a que la ciudad de Guayaquil se ha convertido en foco del auge de la delincuencia y crimen.

"Descansa en paz querido Alex, te voy a extrañar toda la vida", concluyó Ibáñez.

Según fuentes oficiosas, Quiñónez y un amigo suyo, Jojairo Arcalla, fueron asesinados a tiros por desconocidos, en el sector conocido como Colinas de la Florida, en Guayaquil.

Quiñónez no pudo competir este año en los Juegos Olímpicos de Tokio, tras una decisión del Comité Olímpico Internacional, que suspendió su participación tras no haberse reportado para un control rutinario de dopaje. El deportista apeló el fallo, pero la sanción se ratificó y no pudo ser inscripto para Tokio.

Con registros de 10,09 segundos en los 100 metros lisos y 19,87 en los 200, Quiñónez ha sido el mejor ecuatoriano en la disciplina y llegó a ubicarse en el quinto lugar de la Liga Diamante en 2019, cuando también alcanzó el tercer lugar en el Campeonato Mundial de Atletismo de ese año en Doha.

Su palmarés incluye una serie de títulos como campeón en juegos panamericanos, iberoamericanos, sudamericanos y bolivarianos, entre otros.