Carbohidratos: cuestión de cantidad, pero especialmente de calidad

freepik.es

Los carbohidratos han cobrado mala fama en los últimos años, y en parte esto tiene una base sólida. Pero también debemos tener en claro que se trata de un macronutriente muy importante para nuestro cuerpo, especialmente para los que hacemos deportes como el running. Y en este sentido es importante controlar no sólo la cantidad sino la calidad de hidratos de carbono que ingerimos. No es lo mismo incorporarlo a nuestra dieta mediante fuentes saludables como los granos integrales o las legumbres que de los carbohidratos refinados. Este último término se refiere a los granos que han perdido su salvado y germen, incluidos el pan blanco, la pasta, las galletas saladas y el arroz blanco. También incluye azúcar y otros edulcorantes.

El problema, básicamente, es que los granos refinados generalmente carecen de fibra, lo que favorece la pérdida de peso al disminuir el apetito y aumentar la sensación de saciedad. Comer menos carbohidratos, incluidos menos carbohidratos refinados, también puede promover la pérdida de peso al alterar los niveles de hormonas específicas que regulan nuestro apetito. Si bien una dieta baja en carbohidratos o cetogénica definitivamente no es adecuada para todos, reemplazar los carbohidratos refinados con una variedad de fuentes de carbohidratos ricas en fibra y densas en nutrientes, como granos integrales, papas o patatas, batatas, nueces, semillas y legumbres, puede ser beneficioso.

También es mejor evitar los alimentos ultraprocesados, que incluyen comida rápida, bocadillos envasados, dulces y bebidas azucaradas. Estos productos no solo contienen carbohidratos refinados, sino también conservantes, azúcares, grasas no saludables, sal y otros ingredientes que deberían limitarse en la dieta regular de cualquier runner.

¿Sueles hacer estas distinciones en el consumo de carbohidratos?