Entrenar en vacaciones es posible, pero relájate

FreePik

Hay runners que aman el verano, la estación que se emparenta bastante con la actividad física y el cuidado de la salud. Pero también están los que odian esta época del año, principalmente por las altas temperaturas y la humedad, una combinación que suele hacer que entrenar a fin de año puede no ser de las tareas más sencillas. Además, estos días del calendario nos remiten a algunas particularidades, como las fugas a la playa o el campo para desconectar, la vida social más agitada, el cuidado de la salud, las fiestas, las vacaciones, el descanso, la reflexión. También se trata de uno de los momentos más favorables para cuidar de nuestra salud, por lo que podemos aprovechar para tener una rutina de entrenamientos y corregir los malos hábitos alimenticios.

Por otro lado, es importante evitar desesperarnos por objetivos en estos días. En general los calendarios de carreras no son muy abundantes en propuestas durante el verano, por lo que no es momento para hacernos demasiados problemas con las planificaciones. Muchas veces lo mejor es simplemente salir a correr y disfrutar de un trote en la playa o en algún parque, sin demasiadas preocupaciones. De esta forma estarás ejercitando tus músculos y tu capacidad aeróbica, al mismo tiempo que quemarás calorías y también descansarás tu mente, para regresar de tus vacaciones con fuerzas y energía renovadas.

Y por supuesto, recuerda reforzar tu hidratación en los días de calor, además de evitar moverse bajo los rayos del sol en horas pico. Busca horarios matutinos en los que las playas o los lugares públicos suelen estar prácticamente vacíos, y disfruta de ellos corriendo. Te aseguramos que vale la pena.

¿Sueles entrenar durante las vacaciones?