CONTENIDO EXCLUSIVO
Obtén ESPN+

¿Qué es lo más divertido que puedes tener en un estadio de béisbol? Lo que MLB podría aprender de los Savannah Bananas

Malcolm Tully/Savannah Bananas

HAY UNA LISTA DE ESPERA para ser un "Banana Baby". El Savannah Bananas, un equipo universitario de liga de verano que habitualmente propina un martillazo a lo convencional, comienza cada juego en casa envolviendo a un bebé con un traje de platano y elevando al bebé al cielo como Simba. Por lo general, hasta 30 bebés esperan para participar en este ritual, algunos de los cuales aún no han nacido. No es raro que las mujeres soliciten un lugar en esa lista inmediatamente después de saber que están embarazadas.

"Banana Baby" se ha convertido en uno de los productos básicos más populares del equipo, pero también se encuentra entre los más conservadores.

Una vez, los Bananas jugaron un partido de béisbol en faldas escocesas, y luego decidieron convertirlo en una tradición anual. Ellos emplean una banda para animar y un entrenador de primera base que baila. Su equipo de porristas, los "Man-Nanas," está conformado por hombres de mediana edad fuera de forma y su equipo de baile, las "Banana Nanas, "se compone de mujeres de sesenta y tantos años. Sus jugadores habitualmente participan en bailes coreografiados, protagonizan extravagantes parodias de películas y llevan a cabo entrevistas posteriores al juego dentro de los baños. Desde su temporada inaugural en 2016, los Bananas han organizado una variedad de competencias en las que los fanáticos se visten con atuendos de caballos, se lanzan globos de agua o se golpean repetidamente con pasteles en la cara.

Es béisbol, pero también es en parte circo y en parte lucha libre profesional, con entretenimiento de crucero y sensibilidades de los Harlem Globetrotters, y tal vez Major League Baseball pueda aprender algo de eso.

MLB se encuentra en lo que cada vez se siente más como un punto de quiebre. Los juegos son más largos que nunca en un momento en que el mundo se mueve más rápido que nunca. El tiempo entre pelotas en juego nunca ha sido mayor, y el joven aficionado nunca ha sido más esquivo, una dura realidad que ha provocado la experimentación en toda la industria de un deporte que históricamente ha cambiado lentamente.

Los Bananas, que operan desde la Coastal Plain League, agotan sus boletos en todos los juegos. Su cuenta de TikTok cuenta con más de 575,000 seguidores, más que cualquier equipo de Grandes Ligas. Su marca de alguna manera se ha vuelto nacional. La mente maestra es un iconoclasta de 37 años, de esmoquin amarillo llamado Jesse Cole, un ex lanzador universitario que se burla de las rigideces del béisbol profesional.

Hoy, supervisa una versión exagerada de lo que MLB se esfuerza por aprovechar: una marca de béisbol llena de acción que fomenta la diversión, no se toma a sí misma demasiado en serio y resuena con una audiencia casual.

"Toda innovación consiste en enamorarse de un problema", dijo Cole. "Vimos un problema: que la gente decía que el béisbol es demasiado largo, demasiado lento, demasiado aburrido. Dijimos, '¿Cómo podemos derrotar eso?' Entonces comenzamos a probar eso".