Para Samaranch no habrá más competencia entre ciudades para ser sede olímpica

Samaranch destacó la mayor "flexibilidad" que le darán estos cambios al proceso de selección de sedes. Getty Images

La tradicional competición entre distintas ciudades del planeta por acoger unos Juegos Olímpicos será a partir de ahora "difícil de ver" con los cambios aprobados este miércoles por el Comité Olímpico Internacional (COI), que buscan "producir los menores perdedores posibles" a la hora de presentar candidaturas.

"La competición entre ciudades no es un evento olímpico", resaltó el vicepresidente durante la 134ª sesión del COI, en la que se han modificado sus estatutos para reformar la selección de futuras sedes olímpicas a partir de 2030.

"Cuando una ciudad pierde, como le pasó a Estocolmo hace dos días (para ser sede de los JJOO de Invierno de 2026) es un desastre, hace mucho daño a la localidad y a sus ciudadanos, por lo tanto vamos a tener el menor número de perdedores posibles", destacó Samaranch.

El hijo del que fuera presidente del COI entre 1980 y 2001 admitió que la competición de candidaturas "fue durante muchos años una maravillosa plataforma de comunicación sobre lo deseables que eran unos Juegos Olímpicos", pero que eso ha cambiado en el mundo actual, donde han "tenido muchos disgustos".

El alto coste de unos Juegos ha llevado a grandes sectores de las poblaciones de muchas ciudades que presentaban candidaturas a mostrar su oposición, a veces incluso pidiendo la organización de referendos en los que ganó el "no" a unos Juegos Olímpicos, caso de Calgary e Innsbruck para los de 2026.

"Nos hemos encontrado un mundo cambiante, complicado, en el que los ciudadanos tienen miedo y sospechas sobre las elites... en esto los Juegos Olímpicos han sufrido mucho en muchos referendos", admitió el vicepresidente del COI.

Los cambios aprobados este miércoles por la organización entre otras cosas eliminan la obligación de designar la sede siete años antes, o que ésta sea sólo una ciudad.

Por otro lado, las comisiones de evaluación de las ciudades candidatas que existían hasta ahora, y que visitaban las posibles sedes para analizar la viabilidad de unos Juegos en ellas, serán sustituidas por dos Comisiones de Sedes Futuras, una para los Juegos estivales (de 10 miembros) y otra para los invernales (de 8).

"Teníamos que dar (a los JJOO) una flexibilidad suficiente como para poder buscar los mejores proyectos posibles y hacer el proceso más colaborativo, en lugar de ser un concurso para ver quien vende mejor una franquicia", resumió Samaranch.

La Carta Olímpica ahora contemplará que la sede pueda ser ya no sólo una única localidad sino "múltiples ciudades, regiones o países", según el texto de una de las cuatro enmiendas aprobadas.

"Pueden ser ciudades de distintos países, la clave es la flexibilidad para que no sea costoso para los ciudadanos o contribuyentes de un territorio", amplió el vicepresidente del COI.

Samaranch señaló que no obstante se buscará que haya una Villa Olímpica unificada "intentando preservar que todos los atletas puedan disfrutar de ella, vivir una experiencia única que distingue unos Juegos de una suma de campeonatos del mundo".