Shanghai Dragons: La sombra que vio la luz

Aficionadas saludan a integrantes de Shanghai Dragons. DAVID MCNEW/AFP via Getty Images

La Overwatch League se ha posicionado como una de las ligas más importantes del planeta y no solamente para los inversionistas, también lo ha sido para Disney, ESPN, Twitch y YouTube al querer obtener en exclusiva las transmisiones de la liga por medio de sus plataformas, pagando por ellas cantidades estratosféricas como si se tratara de una liga de fútbol, llegando a números cercanos a los 90 MDD.

Todo suena a que Overwatch es un sueño hecho realidad para todos sus participantes e inversionistas, pero estamos en un error monumental si así lo creemos. Shanghai Dragons es la viva muestra de lo que se eclipsa dentro de todos los factores positivos de la liga.

Retrocedamos en el tiempo, Dragons fue fundado en Julio de 2017, propiedad de NetEase, uno de los proveedores de servicios de internet más grandes de China que con gran ilusión formaba el equipo que haría historia dentro de las 40 fechas que contenía el calendario de la temporada inaugural, apilarían sus participaciones de tal manera para construir la sorprendente historia que este equipo chino escribió en los libros del deporte mundial.

40 asquerosas fechas fueron los puñados de tierra que necesitó Shanghai para cavar su propia tumba, perdiendo todas y cada una de las partidas que formaban la jornada semanal, eran la burla, un verdadero desastre. Dentro de la liga, jugadores de equipos contrincantes declaraban que enfrentarse a Dragons los ponía muy nerviosos, no por el nivel que mostraban, sino por 'cruzazulear' un juego más que ganable y pasar a ser el hazmerreír del torneo.

Incondicionalmente, la sombra de la Overwatch League era Shanghai Dragons con sus 40 derrotas consecutivas y -120 puntos de diferencia en la tabla general, ni Veracruz con su peculiar administración era tan vergonzoso como ver a este equipo chino.

Todos pensaban que el único trabajo de la plantilla de Shanghai era cobrar y comer Resistol ya que no demostraban nada en los momentos importantes, superando las 28 derrotas consecutivas de los 76’ers fácilmente. La luz al final del túnel fue vista hasta que hubo un cambio en la plantilla. El cuerpo técnico tuvo que ser relevado al cumplir las 42 derrotas y de esta manera romper el récord mundial de la racha perdedora más grande de la historia del deporte profesional.

El 22 de febrero de 2019 Boston Uprising no pudo contra el equipo de Shanghai y cayó frente a un reformado dragón que, en sus filas, solamente militaba un jugador de origen chino y se encontraba rodeado exclusivamente de surcoreanos entre los que hasta el día de hoy se encuentra Seyeon 'Gaguri' Kim, única jugadora de la Overwatch League y pilar de la nueva orden de Dragons.

El equipo de Shanghai ha visto la luz después de ser la sombra de absolutamente todo el deporte profesional a nivel mundial, pues sus 42 derrotas consecutivas respaldan totalmente lo antes dicho, ya que hoy se encuentran en la cima de la Conferencia del Pacífico de la OWL, acompañando a Philadelphia Fusion en la tabla general, ahora, hay que esperar para ver en qué termina la temporada 2020 y ver si Shanghai tiene la suficiente estabilidad y empuje para no volver a ser el San Marino de esta liga internacional.

Sigan lavándose las manitas y felices juegos.

--Tío Borrego.