Las consolas se están quedando atrás en el ámbito de Esports

Con el lanzamiento de Fortnite para móvil, se abre una puerta a un hardware diferente para este juego. Actualmente los smartphones tienen una gran variación de hardware y es un reto para los desarrolladores adaptarse a toda esta variedad, pero las ventajas es que pueden tener opciones para mejorar la experiencia de juego.

Tradicionalmente las PCs pueden correr con mucha mejor calidad, tanto visual como en desempeño, cualquier juego que también esté en consola. Una de las ventajas que tienen los jugadores de Fortnite en PC, o de cualquier otro juego de Esports, son los monitores de alta tasa de refrescamiento. Estos monitores que permiten una mejor interacción por que el tiempo de respuesta se vuelve menor entre el jugador y la acción del juego.

Ahora los nuevos Smartphones están empezando a incorporar esta tecnología con displays desde los 90 Hz hasta 240Hz en algunos modelos. Estas pantallas de alta taza de refrescamiento tienen ventajas en la fluidez de la interfaz gráfica del móvil. Algo que no requiere procesamiento grafico demandante.

El problema es en los juegos, estos al ser gráficos en 3D, ponen una carga en el procesador gráfico muy fuerte y normalmente, como en las consolas, no se llegan a los 90Hz. Algo que no presentaba problema porque solo una PC de escritorio o una laptop Gamer podía.

Con los nuevos lanzamientos de teléfonos esto está cambiando, ya que los últimos procesadores gráficos están sobrepasando las capacidades de las consolas. Con los nuevos procesadores gráficos Adreno 650 combinados con pantallas de más de 60Hz, jugar en el móvil se vuelve una ventaja por sobre los jugadores de consolas.

Esto nos lleva a la reflexión. Hoy en día podemos encontrar un dispositivo con mayor poder de procesamiento de juegos que cabe en nuestro bolsillo que supera a las consolas, un dispositivo que va fijo debajo de una TV, varias veces más grande que nuestro móvil.

Esto es un poco exagerado pues la generación actual de consolas ya tiene 7 años en el mercado, por lo tanto, nos da una visión de lo mucho que ha avanzado la tecnología en este tiempo. Si ha decepcionado esta información y ahora las consolas son tecnologías del pasado, hay que recordar que las consolas de nueva generación está a la vuelta de la esquina, solo falta esperar con que nos sorprenden, 7 años después.

Dr. Hoodman