Consolas vs. PC: el arte de insultarse por plataforma

Getty Images

El debate de cuál plataforma es mejor, más allá de ser una de las necedades más divertidas desde que existen los videojuegos, se presta muchísimo para la burla, entre quienes tienen una billetera abundante, los que pueden comprar un juguete y los que no les alcanza para nada, pero toman bandos alegando la supuesta superioridad de una plataforma sobre otra.

De hecho, tendría que ser un deporte en sí mismo, el arte de insultarse en línea con extraños por temas completamente irrelevantes… Pero, vayamos al punto de por qué existe esta división y por qué hay rivalidad en esta pelea de billetazos y preferencias.

Herramienta vs. juguete

Siempre viene a flote el tema del costo de una pieza de equipo por sobre la otra, y siempre hay que diferenciar algo importante, que parece que luego se nos escapa del panorama: HAY QUE PONER LOS PIES EN LA TIERRA. Comencemos por definir que la PC, la gloriosa PC como la llaman, es una herramienta polifacética que tiene un precio acorde a lo que puede llegar a darte si la usas como herramienta de trabajo, y una consola, es básicamente un lujo caro.

Contrario a la opinión popular, donde se insulta por los precios altos de la PC, contra el relativo costo contenido de una consola, pero vaya, plantándonos bien en el suelo, una consola de videojuegos es un mero lujo que puede pagar solo la gente que ya tiene resueltas las cosas, incluso tienen todo para no tener que invertir tiempo de ajuste, solo se conectan y se usan, ¡todo un lujo!

En cambio, una PC es una herramienta, es como querer jugar con una motosierra, si, seguramente puedes jugar con ella, pero si la compraste solo para jugar, es un gasto tremendamente inutil, pero si la has comprado porque efectivamente la vas a poner a trabajar y tienes contemplado su uso como juguete dentro de las varias cosas que podrás hacer y que deben darte un retorno de inversión, la cosa cambia. Una PC es un muy mal juguete, y una consola es una muy mala herramienta.

Pero... ¿por qué nos encanta presumir de lo superior de nuestras plataformas aunque seamos pésimos jugando? ¡aunque seamos mancos a morir! Simplemente porque es el punto de entrada, tengas talento o no, tengas entendidas las reglas del juego o no, siempre habrá algo que presumir, y a veces cuando falta talento, pero sobra dinero, se tiende a compensar, pero también, cuando se carece de acceso, se tiende a sobrevalorar lo que se tiene, es un duelo de egos que no lleva a nada entre las dos partes que pelean, más que a entretener a todos testigos de la riña, esos que son inmunes al odio de plataforma y que disfrutan de mirar a los fanboys más aguerridos perder los estribos sobre aseveraciones pasionales, acerca de aparatos que se originalmente se hicieron con el fin de entretener o facilitar tu trabajo. Esa pasión, que es divertida de mirar.

A nota personal, soy de la firme opinión de que ninguna plataforma es mejor que otra de forma tajante, ambos lados de la moneda presentan increíbles ventajas como inmensas desventajas, de forma técnica las PCs tienen las de ganar por la expansibilidad, en desarrollo de producto terminado y confort, las consolas de videojuegos ganan, y al final si se usan para lo mismo como jugar Fortnite… no tiene mucho sentido pelearnos por ninguna de las dos, sino simplemente ser felices con la experiencia que más nos agrade, y dejar a los demas ser felices con sus cosas.

¡Que nos unan los juegos y que no nos divida el hardware!

Con información de Ed Corsa.