Falta de pago es el gran problema de los eSports en Latinoamérica

Los equipos aprovechan la falta de reglas para hacerlos firmar contratos con cláusulas abusivas difíciles de cumplir

El abogado chileno Diego Pinto aseguró este domingo que la falta de pagos de las ligas y patrocinadores a los equipos es el principal problema al que se enfrentan los eSports en Latinoamérica.

"Hay falta de pagos porque las ligas y los patrocinadores retrasan las fechas de pagos y eso se agravó por la pandemia. Latinoamérica es un mercado en apariencia grande en el mundo, pero todavía inmaduro, eso genera que haya pocas protecciones legales y los miembros del ecosistema sean vulnerables", explicó a Efe.

La página especializada Esports Bar Blog estimó que en 2020 los deportes electrónicos en Latinoamérica contaron con una audiencia de 55 millones de personas que generaron ganancias por 40 millones de dólares, lejos de los 252.5 millones de dólares que lograron 57.2 millones de estadounidenses.

La baja recaudación que generan los eSports en Latinoamérica provoca que el ecosistema no sea sustentable y los equipos deban ser subsidiados por las ligas, como sucede en la Liga Latinoamérica de League of Legends y el Campeonato Mexicano de Rainbow Six Siege.

Pineda, socio del despacho e-Laweyrs, reconoció que es difícil pelear de forma legal este tipo de apoyos porque los eSports no están regulados como un deporte y eso obliga a los involucrados a entrar un juicio el cual saldrá más costoso que las cantidades a reclamar.

"La solución para que terminen los problemas pasará por un tema cultural. Cuando iniciaron los deportes tradicionales habían vacíos legales porque era un mercado inmaduro sin normas claras. El mercado de los eSports debe madurar y cuando eso suceda se deberá legislar", expresó Pineda.

El abogado chileno dijo que la falta de un marco legal en los eSports en la región también genera otros problemas como decisiones arbitrarias que se dan por parte de las ligas a los equipos.

"Cuando una liga sanciona a un equipo, el equipo no tiene una instancia a la cual apelar como en el fútbol con el Tribunal de Arbitraje Deportivo, en los eSports no hay un tercero externo al cual acudir", comentó.

En cuanto a los jugadores, los equipos aprovechan la falta de reglas para hacerlos firmar contratos con cláusulas abusivas difíciles de cumplir.

"Hay jugadores que firman por dos años y no pueden terminar el contrato aunque el equipo no cumpla con el salario ya que ligas como las nacionales de League of Legends toman esto como una renuncia unilateral y bloquean al jugador", concluyó.