Call of Duty: Warzone y el reinicio que todos esperaban

Millones de fanáticos del Call of Dutty: Warzone disfrutan del nuevo mapa de Verdansk 1984 y en ESPN Digital te contamos lo bueno y lo malo

El miércoles se vivieron minutos de angustia con los eventos de Call of Duty: Warzone. Los servidores fallaron y los millones de fanáticos del videojuego de Activision contaban los segundos para actualizar el juego y ver el nuevo mapa de Verdansk 1984.

La espera valió la pena. Colorido, con armas nuevas -metas-, nuevas locaciones y unas gráficas de impacto, llegó la Temporada 3 de Warzone y el nuevo mapa, el tan ansiado cambio a Verdansk que todos esperamos desde hace un año cuando salió el juego.

Más allá de los videos de la historia, la verdad es que el nuevo realismo de Warzone te deja impactado. Desde que saltas hacia Verdansk a través de un helicóptero (sí, el avión quedó atrás), hasta las nuevas locaciones que hay, es interesante descubrir los cambios en el mapa y en las armas, puesto que Raven Software presumió arreglos en algunas, como la FFAR, la Mac-10 y la M16.

En ESPN Digital nos dimos a la tarea de descubrir lo bueno y lo malo de Verdansk 1984 y continuación te lo presentamos.

LO BUENO

Una de las situaciones más notorias fue el color que tiene el mapa, y es que Verdansk 1984 le dio paso a la primavera y desde que caes del helicóptero ves lo verde del mapa, el agua en el río y la pintura de los edificios, misma que antes era de algunos cuantos tonos. La verdad es que amamos el colorido del nuevo mapa y cada detalle de los edificios. En verdad que se lucieron con las gráficas.

Las zonas son de locura, hay mini mapas dentro del mapa, como lo es ‘Factory’, y es que ahí podrías pelear con unas 10 personas al mismo tiempo y no pasa nada. Si bien desde el aire tratamos de adivinar lo que hay de nuevo, es imposible saberlo hasta que caes. Incluso, desde la simple locación de las tiendas ya le da un aire nuevo al mapa.

Resaltamos los detalles de los edificios y lo accesible que son muchas áreas. Es curioso ver cómo era Verdansk en 1984, lleno de vida, y es, hasta sentimental, pararse en los cimientos de lo que fue el juego que disfrutamos por un año.

Las zonas son maravillosas, agregaron algunas nuevas como ‘Factory’ y otras como ‘Damm’ no existen bajo ese formato, incluso es bueno ver cómo se hizo la presa o cómo se formó Downtown.

Otra cosa que nos gustó fueron las nuevas armas. El subfusil PPSH-41 es meta a como dé lugar, al igual que el Swiss K31, nuevo fusil de precisión que promete ser tan bueno y rápido como la Kar98K o, incluso, mejor.

Raven Software anunció cambios en algunas armas como la M16, la FFAR, la Mac-10 y las pistolas duales Sykov; sin embargo, no notamos ninguna disminución de daño en las partidas con dichas armas, a lo mejor solo bajó un poco la de la M16, pero no hay mucha diferencia si tienes precisión al disparar.

LO MALO

Antes que nada y esto habla por México y algunos lugares de Latinoamérica, es la falta de servidores decentes en el área, pues es común que te desconecte del juego o se te trabe en algunas partidas. Si bien es normal que Activision solo toma en cuenta a los equipos competitivos de Estados Unidos, gran parte de México y Latinoamérica juegan a este título.

Además, la operadora Roze no sufrió algún cambio notorio después que dijeron que ajustarían su color para evitar que se confundiera en los lugares oscuros del mapa.

A muchos sí y a otros no les gustó el Gulag. Si bien premia la habilidad y no solo la puntería, creemos que es muy ‘campeable’ y que, si te colocas en buena posición, tu adversario no tiene mucho por hacer. Es decir, si te pones en el coche o en el tanque, las llevas de ganar.

De esta forma hacemos el balance de Call of Duty: Warzone, una nueva temporada que dará muchas horas de frustración, pero también de diversión, no por nada tiene más de 100 millones de jugadores activos.