Pac-12 elimina formato de divisiones para su juego de campeonato de conferencia

La decisión garantizará que los dos mejores programas se enfrenten por el título de la conferencia al final de cada temporada, mejorando las posibilidades de que se clasifiquen dos escuelas del mismo sector al CFP

El Concejo de División I de la NCAA anunció este miércoles que relajará restricciones respecto a los juegos de conferencia del fútbol americano colegial, permitiendo a las conferencias determinar cuáles equipos participarán en sus respectivos partidos por el título. La decisión abre el camino para que las conferencias eviten tener disputas por el título determinadas por los ganadores de cada división, así como la posibilidad de eliminar las divisiones en su totalidad.

No pasó mucho tiempo para que una conferencia del Power 5 implementara cambios. Minutos después del anuncio de la NCAA, la Pac-12 anunció que, a partir del 2022, el juego por el campeonato de la conferencia se celebraría entre los dos equipos con el porcentaje ganador más alto.

"Nuestra meta es colocar a nuestros dos mejores equipos en nuestro Juego por el Campeonato de la Pac-12, que creemos brindará a nuestra conferencia la mejor oportunidad de optimizar invitaciones al CFP y, eventualmente, ganar campeonatos nacionales", señaló el comisionado de la Pac-12, George Kliavkoff, en comunicado de prensa. "La decisión de hoy es un paso importante hacia esa meta, e inmediatamente incrementa el interés de los aficionados, y el valor mediático, en nuestro Juego por el Campeonato [de la Pac-12]".

En su comunicado, la Pac-12 delineó como, en cinco de los últimos 11 años, las divisiones han impedido que el juego por el título de la conferencia incluya a los dos mejores equipos. Tanto en el 2011 y 2012, por ejemplo, los duelos por el título hubieran sido jugados entre Stanford y Oregon --ambos equipos ranqueados dentro del Top-10 en se par de campañas-- de no haber sido por divisiones, lo que permitió que un programa no ranqueado de UCLA y un programa en 9-5 de UCLA al siguiente año, aparecieran en el juego por el título de la conferencia, en lugar de un 11-1 de Stanford o un 11-1 de Oregon al año siguiente.

Como se cercioró de notar la Pac-12 en su anuncio, ellos fueron la conferencia que propusieron la noción de relajar las reglas con respecto a los juegos de campeonato ante el concejo, en primer lugar. La sugerencia, de acuerdo a la Pac-12, fue "unánimemente apoyada por todas las conferencias de la FBS".

La noticia ha sido esperada desde hace largo tiempo por la ACC. En el 2014, la conferencia comenzó a pedir la remoción de reglas en lo relativa al formato de divisiones, creyendo que todas las conferencias tenían el derecho de decidir su propio juego de campeonato.

Pero, la legislación propuesta originalmente por la ACC inicialmente nunca se aprobó. Cuando el comisionado Jim Phillips tomó las riendas de la ACC en el 2021, dijo que la liga nuevamente retomaría el tema, haciendo eco a lo propuesto por su predecesor, John Swofford. Esta vez, la iniciativa fue apoyada a lo largo y ancho del fútbol americano colegial. Eliminar el formato de divisiones pareción el siguiente paso lógico.

Como la Pac-12, la ACC cree que deshacerse del formato de divisiones permitirá duelos más atractivos, más oportunidades para que los equipos se enfrenten, y la oportunidad de meter equipos múltiples al College Football Playoff. Desde la incepción del playoff, la ACC ha tenido siete apariciones (seis de ellas por Clemson) mientras que la Pac-12 solamente suma dos.

La potencial desaparición de las divisiones tendrá repercusiones en los calendarios de las conferencias. La Pac-12 apuntó en su comunicado de prensa del miércoles que, aunque el actual calendario de fútbol americano de la conferencia --basado en dos divisiones-- se mantendrá para la campaña del 2022, los escenarios de calendarización para campañas futuras serán revisados.

En las recientemente concluidas reuniones de primavera de la ACC en Amelia Island, Florida, la liga discutió deshacerse de las divisiones y mudarse a un formato de calendarización de 3-5-5: tres rivales permanentes para cada equipo, y luego rotar los 10 rivales restantes, cinco un año y los otros cinco al siguiente.

Aunque la ACC no votó sobre deshacerse del formato de divisiones, todo indica que se aprobará en algún momento, y se aplicará a partir del 2023.

"Los dos motores para esto: uno, la oportunidad de nuestros atletas estudiantes de jugar contra todas las escuelas de la ACC a lo largo de un periodo de cuatro años", presentó Phillips la semana pasada. "La otra parte es, siempre he sentido que era una decisión local sobre cómo llevar tu conferencia. Están viendo que, a lo largo de múltiples conferencias, quisieran dictar cómo será su propia estructura de campeonato, y eso eventualmente llevará a una expansión del formato de playoffs.

"Quieres que tus dos mejores equipos tengan la posibilidad de jugar al final del año, por múltiples razones".