¿Quiénes son los mejores jugadores en la historia de la NFL de cada escuela de la ACC?

Ray Lewis, Deion Sanders y Dan Marino aparecen entre los inmortales que han salido de programas que radican en la actual ACC. ESPN

Continuamos nuestro recorrido por cada una de las 10 conferencias --y el grupo de programas independientes-- de la Football Bowl Division, el escalón más alto del fútbol americano universitario, para conocer al mejor jugador de NFL egresado de cada una de las 130 escuelas que juegan a nivel FBS.

Cada día presentamos una conferencia diferente, comenzando con la AAC, y hasta terminar con la Sun Belt.

AAC | ACC | Big 12 | Big Ten | C-USA | Independientes
MAC | MWC | PAC-12 | SEC | Sun Belt

Fundada en 1953, la ACC comenzó a adquirir relevancia en los emparrillados de la NCAA en los 1980s. Hoy está conformada por 14 instituciones, y forma parte del grupo de conferencias denominada como "Power Five" en la FBS. Aunque está integrada por universidades de rica tradición en fútbol americano, como grupo, la ACC no ha vivido sus mejores días en años recientes --siendo Clemson la honrosa excepción--, a la espera que sus tradicionales potencias despierten del letargo.

Aquí están los mejores jugadores que han dado a la liga cada una de las 14 instituciones en su historia:

Boston College Eagles

Luke Kuechly, linebacker
Carolina Panthers (2012-2019)
Algunos señalarán al quarterback de los Atlanta Falcons, Matt Ryan, para este puesto, pero me parece que a lo largo de su carrera, el recién retirado Kuechly estuvo más cerca de la cima absoluta entre todos los linebackers de la liga que Ryan entre los pasadores, con todo y su premio como Jugador Más Valioso en el 2016. Kuechly --imparable linebacker medio para los Panthers-- fue elegido al Pro Bowl en todas excepto una de sus ocho temporadas profesionales, y en cinco ocasiones fue designado All-Pro de primer equipo. En el 2012, fue nombrado Novato Defensivo del Año, y en el 2013, Jugador Defensivo del Año. En enero de este año, anunció su adiós a los emparrillados citando que era "el momento adecuado". Eventualmente, tendrá un busto en el Salón de la Fama. BC ya retiró su jersey N° 40 en el 2016.


Clemson Tigers

Brian Dawkins, safety
Philadelphia Eagles (1996-2008), Denver Broncos (2009-2011)
Dawkins arribó a Philly en la segunda ronda del draft de 1996, y rápidamente se hizo de una reputación como uno de los golpeadores más feroces entre los backfields defensivos de la liga. Jugó 13 años con los Eagles, tiempo durante el cual obtuvo siete invitaciones al Pro Bowl y cuatro nombramientos All-Pro de primer equipo, y culminó su carrera con tres años en Denver, siendo elegido dos veces más al Pro Bowl. Fue incluido en el equipo ideal de la década de los 2000s, y 'Weapon-X', como era apodado, es miembro del Salón de la Fama desde el 2018.


Duke Blue Devils

Sonny Jurgensen, quarterback
Eagles (1957-1963), Washington Redskins (1964-1974)
Cinco veces líder pasador de la NFL en yardas y una vez líder de la NFL en envíos de anotación, Jurgensen es otro de los numerosos miembros del Salón de la Fama que tiene nuestro listado del día. Jugó hasta los 40 años de edad, algo que ni siquiera hoy en día es una hazaña común. Jugó en Washington para Vince Lombardi, quien proclamó en su momento, "Podría ser el mejor que la liga ha visto. Es el mejor que yo he visto". Es parte de los inmortales de Canton desde 1983.


Florida State Seminoles

Deion Sanders, esquinero
Falcons (1989-1993), San Francisco 49ers (1994), Dallas Cowboys (1995-1999), Redskins (2000), Baltimore Ravens (2004-2005)
Cualquier lista que se haga sobre el mejor esquinero en la historia de la NFL empieza con Sanders, ganador del Jim Thorpe Award en 1988 para los 'Noles, antes de formar parte de esa brillante parta alta del Draft 1989 de la NFL que incluyó también a Troy Aikman, Barry Sanders y Derrick Thomas. Siempre extravagante, Sanders literalmente le ponía candado al mejor receptor del rival, en donde fuere sobre el campo, condicionando el plan de juego del oponente. Saco de la intrascendencia a los Falcons, su primer equipo, y fue fundamental en la consecución de anillos de Super Bowl en San Francisco y Dallas como agente libre de impacto inmediato. Ocho veces seleccionado al Pro Bowl, seis veces elegido All-Pro y Jugador Defensivo del Año en el '94, es miembro del Salón de la Fama desde el 2011. El tackle ofensivo Walter Jones y el linebacker Derrick Brooks le pisan muy de cerca los talones a Sanders por esta designación.


Georgia Tech Yellow Jackets

Calvin Johnson, receptor abierto
Detroit Lions (2007-2015)
'Megatron' fue un espécimen físico desde que dominaba en el juego aéreo para los preponderantemente corredores Yellow Jackets --con quienes conquistó el Biletnikoff Award del 2006--, y no decepcionó una vez que arribó a la NFL. Nunca la liga había visto una combinación de tamaño y velocidad en un receptor abierto como Johnson, quien obtuvo seis nominaciones de Pro Bowl y tres nombramientos All-Pro de primer equipo. Sus 1,964 yardas en recepciones durante el 2012 se mantienen como una marca absoluta de la NFL para una temporada. Johnson se retiró cuando no pudo convencer a los Lions de dejarlo salir de un contrato por ocho temporadas y 132 millones de dólares firmado en el '12, y Detroit le obligó a repagar montos por los años restantes de su acuerdo, algo que rara vez se ve con el retiro de estelares de su magnitud.


Louisville Cardinals

Johnny Unitas, quarterback
Baltimore Colts (1956-1972), San Diego Chargers (1973)
Al tiempo de su retiro, era considerado universalmente como el mejor quarterback que la NFL jamás hubiera visto, y a lo largo de los años, se mantiene entre la élite de los pasadores históricos de la liga. Lideró a la NFL en yardas por aire cuatro veces, y en touchdowns por pase en cuatro ocasiones. Fue campeón de la liga tres veces, incluyendo una actuación soberbia en el Juego de Campeonato de la NFL de 1958, considerado como "The Greatest Game Ever Played", y el partido que definitivamente estableció a al fútbol americano profesional como la liga deportiva preferida para los Estados Unidos. Unitas definió prácticamente el papel del quarterback como la figura líder del equipo, y extensión de los coaches sobre el campo, rol que todavía desempeñan los mariscales de campo hasta hoy. Reclutado originalmente por los Pittsburgh Steelers en el '55, 'The Golden Arm' fue cortado antes del inicio de su temporada debut, y terminó jugando semi-profesional en el área de Pittsburgh mientras trabajaba en la construcción. Su oportunidad llegó un año más tarde con los Colts, a quienes convirtió en potencia de la liga. Tres veces JMV de la liga, 'Johnny U' fue enaltecido a Canton en 1979. Es el mejor jugador en la historia de la liga del destacado listado de hoy.


Miami Hurricanes

Ray Lewis, linebacker
Ravens (1996-2012)
Por miembros del Salón de la Fama, la ACC no se detiene. No solamente podemos considerar a Lewis entre los dos o tres mejores linebackers medios en la historia del juego, sino que también se convirtió en una figura de mentor para los jóvenes de la liga que lo admiraron de cerca a lo largo de sus 17 campañas de NFL. Líder absoluto del vestidor en Baltimore durante ese lapso, ayudó a crear y mantener una identidad defensiva de la franquicia que le ayudó a conseguir dos anillos de Super Bowl y que mantiene a la fecha. Ray Lewis es sinónimo con fútbol americano de los Ravens, y el 13 veces elegido al Pro Bowl y siete veces All-Pro de primer equipo es parte de la inmortalidad en Canton desde el 2018. Detrás de Lewis, hay nombres notables que debemos mencionar, incluyendo a Ed Reed, Warren Sapp, Jim Kelly, Reggie Wayne, Michael Irvin y Andre Johnson.


North Carolina Tar Heels

Lawrence Taylor, linebacker
New York Giants (1981-1993)

Más que un linebacker externo, Taylor era un predador de quarterbacks que cambió para siempre los esquemas de bloqueo en la NFL. Taylor simplemente era más rápido, más fuerte, y más agresivo que el resto, y fue la piedra angular sobre la cual Bill Parcells y Bill Belichick construyeron sus carreras como coaches exitosos de NFL. !0 veces seleccionado al Pro Bowl y ocho veces designado All-Pro de primer equipo, L.T. fue la razón principal por la cual se empezaron a contabilizar las capturas como estadística oficial a principios de los '80s. Fue nombrado Jugador Defensivo del Año en tres ocasiones, y sigue siendo el último jugador defensivo en haber sido honrado como Jugador Más Valioso de la NFL, lo que sucedió en el '86. A casi 40 años de su llegada a los Giants en la primera ronda del draft de 1981 --segundo turno global-- la liga sigue esperando al próximo Taylor. Es miembro del Salón de la Fama desde 1999.


North Carolina State Wolfpack

Philip Rivers, quarterback
San Diego/Los Angeles Chargers (2004-2019), Indianapolis Colts (2020-)
Si Russell Wilson hubiera terminado su elegibilidad universitaria en Raleigh, probablemente lo hubiéramos colocado aquí, pero él llego a la NFL procedente de Wisconsin. Gracias a ello, Rivers se lleva esta distinción de calle sobre el resto de los jugadores del Wolfpack. Su carrera comenzó en medio de la controversia, cuando fue canjeado en el día del draft por Eli Manning, como parte de una generación de quarterbacks que también incluyó a Ben Roethlisberger. Por este motivo, sus carreras siempre fueron comparadas, y Rivers es el único de los tres que no tiene anillo de Super Bowl, aún. Es el líder histórico para los Chargers en yardas aéreas, touchdowns por pase y casi cualquier otra categoría importante.


Pittsburgh Panthers

Dan Marino, quarterback
Miami Dolphins (1983-1999)
Para una escuela que ha brindado talentos como Mike Ditka, Tony Dorsett, Larry Fitzgerald y Aaron Donald, Marino destaca por sobre todos los demás. Es el segundo quarterback de nuestra lista que ya es miembro del Salón de la Fama, que lleva como segundo nombre Constantine, y que fue dejado escapar por los Steelers en su momento, después de Unitas. Rumores de temas personales hicieron caer a Marino hasta el turno N° 27 --el penúltimo, en aquella época-- de la primera ronda del '83, donde Miami lo tomó, seis escalones después de la selección de Pittsburgh, el equipo "de casa". Conformó junto con Don Shula una de las parejas más icónicas de quarterback-head coach de la historia. Como en el caso de Lewis, Marino es sinónimo absoluto de fútbol americano en Miami, y de alguna manera, todavía se mantiene como rostro de la franquicia. Su segunda temporada profesional --1984-- sigue siendo una maravilla estadística, cuando impuso entonces récords de la liga en yardas aéreas (5,084) y touchdowns por pase (48) y fue nombrado JMV de la liga. Se retiró como el líder pasador de todos los tiempos de la NFL en el '99 con 61,1361 yardas, cifra que lo mantiene en el quinto lugar actual, un escalón por arriba de Rivers. Posee un busto de bronce en el Salón de la Fama desde el 2005.


Syracuse Orange

Jim Brown, fullback
Cleveland Browns (1976-1989)
Como si los nombres de arriba no fueran suficientes para impresionar, 'Cuse nos deja a Brown, líder corredor de todos los tiempos de la NFL a su retiro, con 12,312 yardas que llegaron a ser consideradas inalcanzables. Como corredor, Brown era del mismo tamaño o hasta mayor que algunos de los linieros de la época, y su estilo brutal castigaba al oponente; Brown jamás salía por la línea de banda con el balón, Lideró a la liga en yardaje terrestre en ocho de las nueve temporadas que jugó, y solamente una vez en esos nueve años no fue elegido All-Pro de primer equipo. Tres veces JMV de la NFL, se retiró con un todavía increíble promedio de 5.2 yardas por acarreo. Es miembro del Salón de la Fama desde 1971. Se retiró en medio de una disputa contractual con dueño de los Browns, y prefirió dedicarse a una carrera actoral. Cuando se habla de los tres o cuatro mejores corredores en los 100 años de historia de la liga, no importa el orden; siempre estará Brown en la conversación.

Virginia Cavaliers

Bill Dudley, corredor
Pittsburgh Steelers (1942, 1945-1946), Lions (1947-1949), Redskins (1950-1953)
Un miembro más al Salón de la Fama, 'Bullet Bill' Dudley fue el primer recluta global del draft en el '42. Lideró a la liga dos veces por tierra, y sumó tres invitaciones al partido todo estrellas. En 1946, cuando también lideró a la liga en intercepciones, recibió el Joe F. Carr Trophy como el mejor jugador de la liga. Debió interrumpir su tiempo como jugador cuando se enlistó al servicio militar durante la Segunda Guerra Mundial, y durante este tiempo inusual, pudo jugar para la escuadra de Army, a pesar de ya haber sido profesional. Fue enaltecido al Salón de la Fama en el '66.


Virginia Tech Hokies

Bruce Smith, ala defensiva
Buffalo Bills (1976-1989), Redskins
El único jugador en la historia de la liga en acumular 200 capturas, Smith engrosa las filas de los inmortales de Canton provenientes de programas de la ACC. Comenzó su carrera con los Bills como primer recluta global del draft en el '85, y fue factor para llevar a los Bills a cuatro Super Bowls consecutivos a inicios de los '90s. Sumó doble dígito de capturas en 13 de sus 19 campañas como profesional, y fue invitado al Pro Bowl en 11 ocasiones, junto con ocho nominaciones All-Pro de primer equipo. Pasó sus cuatro años finales con los Reskins, donde siguió siendo un defensivo importante a la hora de presionar quarterbacks. Dos veces Jugador defensivo del Año, fue honrado con un busto en el Salón de la Fama en el 2009.


Wake Forest Demon Deacons

Bill George, liniero defensivo, linebacker
Chicago Bears (1952-1965), Los Angeles Rams (1966)
George fue parte integral de la innovación defensiva que convirtió al entonces esquema predominante 5-2 --que servía como espejo a la línea ofensiva-- al sistema 4-3 que conocemos hoy en día cuando, desde su posición de guardia medio, retrasaba en algunas jugadas en lugar de atacar para tener mejores lecturas del juego aéreo, convirtiéndose en uno de los primeros linebackers medios en la historia del juego. Con ello, también inauguró una rica tradición en la posición para Chicago, que incluyó más tarde a jugadores de la talla de Dick Butkus, Mike Singletary y Brian Urlacher. En ocho ocasiones fue invitado al Pro Bowl, y ocho veces nombrado All-Pro de primer equipo. Ingresado al Salón de la Fama desde 1974, su jersey N° 61 ha sido retirado por los Bears.