¿Quiénes son los mejores jugadores en la historia de la NFL de cada escuela de la Big Ten?

Es difícil argumentar en contra de Drew Brees, Tom Brady y J.J. Watt como los mejores jugadores de NFL que han salido de sus respectivas escuelas. ESPN.com

Continuamos nuestro recorrido por cada una de las 10 conferencias --y el grupo de programas independientes-- de la Football Bowl Division, el escalón más alto del fútbol americano universitario, para conocer al mejor jugador de NFL egresado de cada una de las 130 escuelas que juegan a nivel FBS.

Cada día presentamos una conferencia diferente, comenzando con la AAC, y hasta terminar con la Sun Belt.

AAC | ACC | Big 12 | Big Ten | C-USA | Independientes
MAC | MWC | PAC-12 | SEC | Sun Belt

La Big Ten es la más antigua de todas las conferencias, y su creación predata, incluso, la creación de la NCAA. Siete universidades --de las cuales seis siguen siendo miembros-- se incorporaron en 1896 para comenzar a competir deportivamente. Purdue, Illinois, Michigan, Minnesota, Northwestern y Wisconsin siguen siendo parte de la Big Ten, con Chicago la única escuela fundadora que ya no participa. Con el tiempo, las adiciones de Indiana y Iowa, primero, y después Ohio State y Michigan State elevaron el número a 10 escuelas, número que se mantuvo por largo tiempo. Penn State se unió en 1990, y después llegaron las incorporaciones de Nebraska, Maryland y Rutgers, lo que dejó el total de miembros en 14, pero conservando el arraigado nombre de Big Ten para la conferencia.

Aquí están los mejores jugadores que han dado a la liga cada una de las 14 instituciones en su historia:

Illinois Fighting Illini

Red Grange, back
Chicago Bears (1925, 1929-1934), New York Yankees (1927)
Si nos fuéramos solamente por números, este espacio sería para Ray Nitshcke o Dick Butkus, pero sin Grange, quizás no habría NFL. En la década de los '20s, mientras la NFL luchaba año por año, primero, distinguirse del resto de las ligas semiprofesionales y profesionales de la época, y segundo, por sobrevivir, el juego colegial era el rey. Y nadie tenía una mejor posición que la de Grange, un deportista a la altura de Babe Ruth y Jack Dempsey en términos de fama. Cuando los George Halas convenció a Grange para firmar con los Bears --antes de que hubiera disputado su último juego colegial, hubo un dudoso acuerdo de palabra--, la NFL recibió una suerte de legitimización, la cual quedó conformada cada vez que los Bears de Grange llenaban estadios como nunca el fútbol americano había logrado al momento. Era tal la fama de Grange que después de apenas una temporada, su representante --C.C. Pyle-- exigió una franquicia para él; al ser negada, Pyle organizó una liga rival a la NFL, denominada AFL, con Grange como figura principal. La liga duró apenas un año, pero el equipo de Grange, los Yankees, fue admitido a la NFL al año siguiente. Después de no jugar profesionalmente durante el '28 --tiempo durante el cual hizo una gira Vaudeville-- volvió a los Bears en 1929, siendo pieza clave para la conquista de los dos primeros títulos de la franquicia. Miembro de la Clase inaugural del Salón de la Fama, 'The Galloping Ghost', como era apodado, demostró que una liga de fútbol americano podía ser viable financieramente, convirtiéndose en la primera gran estrella de la liga.


Indiana Hoosiers

Pete Pihos, ala
Philadelphia Eagles (1947-1955)
Si Steve Van Buren era el motor por tierra de los bicampeones Eagles de 1948 y 1959, Pihos era quien los movía por aire, atrapando los pases de Tommy Thompson. Pihos vio su carrera colegial interrumpida por dos años de servicio en la Segunda Guerra Mundial, antes de saltar a la NFL. En nueve campañas profesionales, lideró a la NFL en yardas por aire dos veces, y una ocasión en recepciones de touchdown. Fue elegido al Pro Bowl en sus últimas seis temporadas consecutivas, y en cinco ocasiones fue nombrado All-Pro de primer equipo. Además de atrapar pases a la ofensiva, jugaba como ala defensiva al otro lado del balón. Es parte del Salón de la Fama en Canton desde 1970.


Iowa Hawkeyes

Paul Krause, safety
Washington Redskins (1964-1967), Minnesota Vikings (1968-1979)
No es común que un novato lidere a la NFL en intercepciones, pero eso ocurrió cuando Krause, recluta de segunda ronda, jugó por primera vez para Washington. Eso dio inicio a una carrera de 16 años que lo vio ser elegido ocho veces al Pro Bowl y tres veces al primer equipo All-Pro. Sus mejores años llegaron con los Vikings, ganando un título de la NFL y apareciendo en cuatro Super Bowls con Minnesota. Sus 81 intercepciones siguen siendo una marca de todos los tiempos de la liga. Para dar un contexto, los dos jugadores en activo con mayor número de intercepciones de por vida son Richard Sherman y Aqib Talib, de 32 y 34 años de edad, respectivamente. Ambos acumulan apenas 35 intercepciones en sus carreras, en una época donde se pone el balón en el aire con mucha mayor frecuencia. Después de Krause --ingresado a Canton en 1998--, y a una distancia muy corta, el segundo mejor Hawkeye en jugar en la NFL debe ser Emlen Tunnell, quien además es segundo en la lista histórica de intercepciones en la liga, con 79.


Maryland Terrapins

Randy White, tackle defensivo
Dallas Cowboys (1995-1999)
Apodado 'Manster', una cruza entre hombre y monstruo, White llegó a los Cowboys al año siguiente de la última temporada de Bob Lilly, y mantuvo la tradición de excelencia en el puesto de tackle defensivo. Nombrado Co-Jugador Más Valioso del Super Bowl XII --partido en el que por cierto Grange lanzó la moneda en el volado inicial--, White sumó nueve invitaciones al Pro Bowl y siete nombramientos All-Pro de primer equipo. Pese a que las capturas no fueron estadística oficial hasta 1982, White se mantiene sexto en la historia de Dallas con 52. También es quinto en la lista de partidos disputados para Dallas, con 209. Es miembro del Salón de la Fama desde 1994.


Michigan Wolverines

Tom Brady, quarterback
New England Patriots (2000-2019), Tampa Bay Buccaneers (2020-)
Supongo que no hay mucho qué escribir aquí. Gusten o no los Patriots, Brady es el más grande quarterback en haber practicado este deporte a lo largo de sus primeros 100 años, y cuenta con seis anillos de Super Bowl para demostrarlo. Su ascenso desde ser recluta de sexta ronda hasta el más grande ganador en la historia de la liga --le saca 33 partidos ganados de temporada regular a sus más cercanos perseguidores, Brett Favre y Peyton Manning-- está más que documentado, y está por verse cuánta historia más le queda por escribir a partir de su mudanza este año a los Bucs, como agente libre. Además, lleva una batalla muy interesante con otro pasador que forma parte de esta lista por dos de las marcas estadísticas más importantes para un quarterback.


Michigan State Spartans

Herb Adderly, esquinero
Green Bay Packers (1961-1969), Cowboys (1970-1972)
Si Brady es el único seis veces ganador del Super Bowl, Adderley es uno de cuatro jugadores, incluyendo a Brady, que se coronaron seis veces en la historia de la NFL, contando la era previa a los Super Bowls. Adderley fue un back defensivo que fue campeón con los Packers cinco veces --incluyendo los dos primeros Super Bowls, bajo el mando de Vince Lombardi--, y que ganó un anillo adicional como miembro de los Cowboys en 1971. Comenzó su carrera profesional como corredor, pero rápidamente fue pasado al lado defensivo, donde dejó una marca inmediata en el club. Cuatro veces All-Pro de primer equipo y cinco veces seleccionado de Pro Bowl, Adderly es miembro del Salón de la Fama de Canton desde 1980, y también firma parte del recinto de los inmortales de Green Bay.


Minnesota Golden Gophers

Bobby Bell, linebacker
Kansas City Chiefs (1963-1974)
Posiblemente una de las decisiones más cerradas, Bell se lleva por muy poco al Carl Eller como el mejor Golden Gopher en jugar para la NFL. Bell llegó a Minnesota como quarterback pero se fue como ganador del Trofeo Outland --al mejor liniero del país-- y terminó tercero en la votación por el Heisman en el '62. Seleccionado en la segunda ronda del draft de la NFL por los Vikings, prefirió firmar con los Chiefs, quienes lo tomaron en la séptima vuelta del draft de la AFL, porque le ofrecieron un mejor contrato. Fue una buena decisión. Bell se ganó nueve nominaciones al Pro Bowl y seis selecciones como All-Pro de primer equipo, además de salir dos veces campeón de la AFC con Kansas City como, posiblemente, el mejor linebacker externo de su época. En el Super Bowl IV, los Chiefs se coronaron con Bell como pieza clave ante, precisamente, los Vikings. Es miembro del Salón de la Fama desde 1983. Eller, por su lado, si firmó con Minnesota y es miembro del recinto de Canton desde el 2004.


Nebraska Cornhuskers

Will Shields, guardia
Chiefs (1993-2006)

Otro ganador del Outland, Nebraska lideró al país por tierra en tres de los cuatro años que Shields jugó para los Cornhuskers. Arribó a la NFL como recluta de tercera ronda, y pasó las siguientes 14 temporadas disputando con Larry Allen el título del mejor liniero ofensivo interior de la liga. En 12 ocasiones fue invitado al Pro Bowl, y dos veces fue seleccionado All-Pro de primer equipo. Shields fue enaltecido al Salón de la Fama en el 2015, después de una trayectoria abriendo carriles para Marcus Allen, Priest Holmes y Larry Johnson, entre otros. En KC, todavía recuerdan con cariño una actuación en particular, ante los Baltimore Ravens de Ray Lewis.


Northwestern Wildcats

Otto Graham, quarterback
Cleveland Browns (1946-1955)
Por donde se le mire, Graham definió por décadas lo que significaba ser un quarterback ganador. en sus 10 temporadas como quarterback profesional, llevó a su equipo a aparecer en 10 juegos por el Campeonato, ya sea de la AAFC o de la NFL, y conquistó siete de ellos. Incluso antes de llegar a la NFL, cuando había dejado a los Wildcats, Graham pasó una temporada jugando al baloncesto profesional --después de todo, había llegado originalmente a Northwestern gracias a una beca para este deporte-- con los Rochester Royals, con quienes conquistó el título de la NBL, una liga profesional que fue precursora a la NBA. Bajo las órdenes de Paul Brown en Cleveland, Graham se convirtió en una máquina de ganar. Cuando todos esperaban que los Browns comenzaran a perder tras su mudanza a la NFL en el '50, Graham simplemente siguió ganando, liderando a la liga en yardas por pase dos veces y una vez en pases de anotación. Fue elegido Jugador Más Valioso de la NFL tres veces, y es miembro del Salón de la Fama desde 1965.


Ohio State Buckeyes

Orlando Pace, tackle ofensivo
St. Louis Rams (1997-2008), Bears (2009)
Hay mucha tela de dónde cortar cuando se habla de Buckeyes exitosos en la NFL, pero Pace mantuvo un nivel tan alto por tanto tiempo, que no lo podemos obviar. Fue elegido primero global en el draft del '97 por los Rams, convirtiéndose en el primer tackle ofensivo en ser tomado en esa posición del draft en 29 años. Siete veces seleccionado al Pro Bowl y un All-Pro de primer equipo en tres ocasiones, Pace fue fundamental en la consecución del Super Bowl XXXIV como parte de una espectacular ofensiva de St. Louis. Canton le abrió sus puertas en el 2016. Siguiendo muy de cerca a Pace como el mejor Buckeye en la NFL queda el receptor abierto Paul Warfield.


Penn State Nittany Lions

Jack Ham, linebacker
Pittsburgh Steelers (1971-1982)
Alguna vez, Penn State fue conocida como 'Linebacker U'. Los Nittany Lions no han producido linebackers de calidad élite en los años más recientes, pero la tradición está ahí, y Ham fue parte importante de ella. Recluta de segunda vuelta para Pittsburgh en 1971 --una camada que también entregó a dos de los cuatro miembros de la 'Steel Curtain', Dwight White y Ernie Holmes--, se convirtió en titular inmediato en la defensiva de Chuck Noll desde su campaña de novato. Uno de los linebackers más inteligentes del juego, Ham ganó cuatro Super Bowls en seis años con los Steelers, consolidando a Pittsburgh como la dinastía de los '70s. Ocho veces fue elegido al Pro Bowl y en cuatro ocaisones quedó en el primer equipo All-Pro, además de ser ingresado al Salón de la Fama en el '88.


Purdue Boilermakers

Drew Brees, quarterback
San Diego Chargers (2001-2005), New Orleans Saints (2006-)
El hombre récord cuando se trata de números en la historia de los quarterbacks de la NFL, Brees es el actual poseedor de la marca de yardas por pase (77,416), pases de touchdown (547) y pases completos (6,867), seguido en las tres categorías por Brady. No tuvo la mejor de las suertes a su llegada a la NFL con los Chargers, compartiendo la titularidad con Doug Flutie y luego viendo a Philip Rivers siendo reclutado como su remplazo. Sin embargo, Brees realmente se encendió a su llegada a New Orleans como agente libre, haciendo una dupla magnífica con Sean Payton. Al frente de la ofensiva de los Saints, Brees suma cuatro temporadas de al menos 5,000 yardas por aire --ningún otro jugador en la historia de la liga tiene más de una-- y ha liderado a la NFL en yardas aéreas siete veces. Condujo a New Orleans a la victoria en el Super Bowl XLIV, donde fue designado JMV del encuentro, y ha sido dos veces Jugador Ofensivo del Año. Purdue es conocido como la cuna de quarterbacks, pero Brees está por arriba incluso de inmortales como Len Dawson y Bob Griese.


Rutgers Scarlet Knights

Deron Cherry, esquinero
Kansas City Chiefs (1981-1991)
Ninguna escuela ha jugado al fútbol americano por más tiempo que Rutgers, que disputó en 1869 el primer partido conocido del deporte ante el entonces College of New Jersey, hoy Princeton. Sin embargo, la lista de los mejores jugadores de Rutgers que han pasado por la NFL no contiene nombres del calibre del resto de las instituciones del Big Ten. Nos quedamos con Cherry, un safety libre seis veces seleccionado al Pro Bowl y tres veces escogido como All-Pro de primer equipo, que alineaba para una subvalorada defensiva de los Chiefs a finales de los '80s. Haciendo pareja con Lloyd Burrus en lo profundo del campo, y con los esquineros Albert Lewis y Kevin Ross --todos jugadores de Pro Bowl, en su momento--, Cherry todavía es tercero en la lista histórica de la franquicia en intercepciones, con 50.


Wisconsin Badgers

J.J. Watt, liniero defensivo
Houston Texans (2011-)
No es sencillo dejar de lado a jugadores como Russell Wilson, Joe Thomas o Mike Webster, pero Watt gana por muy poco este honor, al momento. Lleva cinco selecciones al Pro Bowl, cinco nominaciones al primer equipo All-Pro, tres veces ha sido designado Jugador Defensivo del Año, y es el mejor jugador en la corta historia de los Texans. Dos veces ha liderado a la NFL en capturas, pero quizás su campaña más impresionante fue la del 2018, cuando terminó segundo en ese rubro con 16 pese a regresar de haber perdido prácticamente dos años completos por lesiones de espalda y una fractura en la pierna en temporadas consecutivas.