Cowboys apalearon a Eagles y esperan resultados para mejorar su posición en los playoffs

play
Cowboys aplastan a Eagles con noche especial de Dak Prescott (1:49)

El QB de Dallas finalizó con cinco pases de anotación, consiguiendo el récord de más pases de TD para un pasador de Dallas en una sola temporada. (1:49)

PHILADELPHIA (AP) -- Dak Prescott corrió hacia los vestuarios y dio un mensaje a cualquiera que sea su rival de la próxima semana en los playoffs.

"Lo real está por comenzar", dijo.

Por principio de cuentas, habrá que conocer al contrincante de los Dallas Cowboys en la Ronda de Comodines. Prescott, al igual que millones de televidentes, estará atento este domingo para enterarse de los resultados que definirán los últimos clasificados y los cruces de postemporada.

El sábado, Prescott logró la mejor estadística de su carrera, con cinco pases de anotación, y los Cowboys mantuvieron vivas sus esperanzas de ser segundos preclasificados de la Conferencia Nacional, al arrollar 51-26 a un plantel alterno de los Philadelphia Eagles.

Cedrick Wilson y Dalton Schultz consiguieron dos recepciones de anotación cada uno para que los Cowboys se llevaran el duelo ante unos Eagles que dieron descanso a Jalen Hurts y a otros titulares habituales, de cara al partido de comodines de la Conferencia Nacional, previsto para la próxima semana.

Dallas (12-5), que era ya monarca de la División Este, requiere ahora que pierdan los Tampa Bay Buccaneers, campeones del último Super Bowl, en su duelo dominical ante los Carolina Panthers, así como derrotas de Los Angeles Rams y Arizona Cardinals, para quedar en el segundo sitio de la Nacional.

El peor lugar que puede ocupar Dallas es el sembrado N° 4. Los Eagles (9-8) pueden ser todavía sextos.

Prescott se mantuvo en el partido hasta el cuarto periodo, con lo que se amplió la ventaja, pero también el riesgo de lesión para un quarterback que pasó casi 15 meses fuera de combate por una escalofriante fractura expuesta en el tobillo derecho que puso fin a su temporada en 2020.

El mariscal de campo hizo su mejor esfuerzo para mantener el funcionamiento espectacular del ataque de Dallas, que vuelve a los playoffs tras dos años de ausencia.

Completó 21 de 27 pases para 295 yardas, sin intercepciones.

"Ha sido un año tremendo para un chico que venía de tanta inactividad", dijo el entrenador Mike McCarthy.