¿Acaso interacciones con los dueños de la NFL llevarán a que más empleados de minorías ocupen puestos de primer nivel?

play
De lo muy bueno, poco: el legado de Bruce Arians en los Buccaneers (3:17)

No sólo el triunfo en el Super Bowl LV marcará la breve etapa del ahora ex coach Bruce Arians en Tampa Bay, también los aportes como promotor de la diversidad e inclusión en los Buccaneers y en la NFL. (3:17)

ATLANTA -- Solo le tomó unos minutos a Morocco Brown, director de cazatalentos universitarios de los Indianapolis Colts, darse cuenta de que podía beneficiarse del nuevo programa de la NFL destinado a acelerar el aumento de empleados calificados de minorías en la dirección técnica y gerencia.

Durante los comentarios de apertura del propietario de los Atlanta Falcons, Arthur Blank, en la reunión anual de primavera, Brown escuchó atentamente mientras Blank expresaba su creencia en la importancia del programa acelerador, que pone a los participantes en la misma sala -- muchos por primera vez -- con las personas poderosas que dirigen la liga más exitosa de los deportes profesionales. Para aquellos en la clase inaugural, dijo Blank, el tiempo cara a cara con ejecutivos de nivel superior y dueños de franquicias parece ser el aspecto más beneficioso del programa. Brown estaba de acuerdo con él.

"En la NFL, no se trata solo de a quién conoces, sino de qué tan bien pueden llegar a conocerte [los que toman las decisiones de contratación]", dijo Brown, quien es afroamericano. "Muchas veces, nosotros [los empleados de minorías a nivel de club] simplemente no tenemos esa exposición ante los propietarios.

"Dirigen equipos que valen miles de millones en este gran negocio. Entonces, estar en un entorno en el que solo puedas hablar con ellos, un entorno que sea más íntimo y relajado, donde puedan conocerte, es útil. Definitivamente".

Cada uno de los 32 clubes de la NFL eligió a dos participantes (un entrenador asistente y un miembro del personal de la oficina principal) para el programa, que es el tema central del evento de dos días. Los participantes asistieron a sesiones sobre una variedad de temas diseñados para ayudarlos a continuar creciendo en sus trabajos actuales, con miras a prepararlos para estar en su mejor momento cuando, con suerte, ingresen a la lista de contratación en busca de puestos como entrenadores en jefe y gerentes generales.

Blank no dejó dudas sobre dónde preferiría que los participantes canalizaran su energía: haciendo conexiones con los propietarios.

"Todos ustedes son hombres y mujeres brillantes. No hay duda de eso. Todos ustedes son todos grandes líderes. No hay duda de eso", dijo Blank. "Pero como propietario, tendemos a apoyarnos en personas a las que podemos conocer un poco.

"Asegurémonos de conocernos, pasar tiempo, visitarnos, darnos la mano. No conozco a un dueño ... que no esté feliz, complacido, ansioso por conocerlos a muchos de ustedes, si no a todos, no solo en los próximos días, sino de manera continua".

"La pregunta principal, con respecto a esta y otras iniciativas, es: '¿Son genuinos los propietarios en sus interacciones?'"

Un refrán común entre muchos empleados negros de la NFL que se han entrevistado para puestos de alto nivel en operaciones de fútbol es que rara vez -- o nunca -- interactúan con los tomadores de decisiones antes de que comiencen los procesos, mientras que los dueños de los equipos a menudo están mucho más familiarizados con los antecedentes profesionales y personales de sus contrapartes blancas. El desequilibrio, reconocen los funcionarios de la NFL, es otro impedimento para la movilidad ascendente de empleados diversos en una liga que continúa luchando en su intento declarado de tener un lugar de trabajo verdaderamente inclusivo desde la oficina principal hasta el campo.

El ampliamente respetado Brown, quien ocupó puestos directivos con los Chicago Bears y los Washington Commanders antes de unirse a los Colts, ha estado recientemente en varias listas para vacantes de gerente general. Desarrollar lazos con los propietarios, dijo Brown, podría darle un impulso en sus futuros esfuerzos para subir la escalera.

"Si puede contar su historia, contar su historia directamente a los propietarios [del club], puede ser auténtico y, con suerte, causar la impresión que desea dar", dijo Brown. "Si no hay nadie allí [una capa entre un candidato potencial y un propietario], ese es un componente clave ... para que descubran más sobre nosotros. Es por eso que la liga preparó esto, para que podamos tener esa exposición, porque es mucho más difícil que te contraten si ellos [los dueños del equipo] no saben mucho sobre ti".

Para el veterano entrenador defensivo de la NFL, Jerry Gray, que también es afroamericano, la importancia del entorno no se puede subestimar.

"Si puede contar su historia, contar su historia directamente a los propietarios [del club], puede ser auténtico y, con suerte, causar la impresión que desea dar." Morocco Brown, director de cazatalentos universitario de los Colts sobre el programa acelerador de la NFL

Gray, considerado uno de los mejores asistentes defensivos de la liga, dijo que es difícil acercarse a los propietarios durante la temporada antes de los juegos, porque el ambiente competitivo simplemente no es propicio para construir relaciones. La liga escogió el lugar correcto y el momento correcto para comenzar el programa, dijo.

"Cuando te encuentras con alguien y no es en un ambiente hostil, tipo oponente, puedes tender a relajarte un poco más", dijo Gray, quien actualmente entrena a los backs defensivos de los Green Bay Packers. "Tienen la oportunidad de saber quién eres, y luego tienes la oportunidad de hacerles preguntas sobre ellos y cómo construyeron su negocio.

"En su mayor parte, puedes tener dos minutos en el campo de fútbol [antes de un partido]. Aquí, podemos tener cinco, 10 o 15 minutos para sentarnos y hablar. Puedes decir, 'Oye, cuéntame sobre ti. ¿Cómo empezaste?' Así que ahora tienes la oportunidad de construir esa relación. Con suerte, les da una visión de ti y te da una visión diferente de los propietarios [del equipo]. Cada vez que ves a alguien relajado y alejado de su negocio, en esta época del año, tienes más posibilidades de comenzar a construir algo".

Por supuesto, nadie en la liga está sugiriendo que algunas reuniones cara a cara entre los dueños de los equipos y diversos empleados de la NFL cambiarán las reglas del juego en la contratación. Por otro lado, los funcionarios de la liga deben continuar ampliando su forma de pensar con respecto a la contratación, dijo N. Jeremi Duru, profesor de derecho deportivo en la American University.

"Bueno, la teoría [del programa] tiene sentido", dijo Duru, un observador veterano de las prácticas de contratación de la NFL. "La idea de reunir a las personas en una habitación, involucradas en conversaciones e interacciones significativas, tiene sentido porque potencialmente puede servir como base para relaciones importantes y significativas en el futuro.

"La pregunta principal, con respecto a esta y muchas otras iniciativas, es: '¿Son genuinos los propietarios en sus interacciones?' Si la respuesta a esa pregunta es no, entonces esto no será más productivo que otras iniciativas que hemos visto. Si la respuesta es sí, entonces quizás esto pueda hacer avanzar la pelota".

El programa es el componente más reciente en el intento sin precedentes de la NFL de abordar su problema de contratación inclusiva y al mismo tiempo lidiar con una demanda presentada por el ex entrenador en jefe de los Miami Dolphins, Brian Flores, quien alegó que la liga comete malas prácticas generalizadas en sus prácticas de contratación.

La liga tiene solo tres entrenadores en jefe negros: Mike Tomlin de los Pittsburgh Steelers, Lovie Smith de los Houston Texans y Todd Bowles de los Tampa Bay Buccaneers, quien fue ascendido inesperadamente de coordinador defensivo recientemente después de que el ex entrenador en jefe Bruce Arians renunció y tomó un puesto en la oficina principal. Mike McDaniel de los Dolphins, quien es birracial, se une a Ron Rivera de los Commanders y Robert Saleh de los New York Jets como los otros entrenadores en jefe de minorías de la liga.

Durante los cinco ciclos de contratación anteriores, hubo 36 vacantes de entrenador en jefe. Solo cuatro hombres negros fueron contratados para ocupar puestos. En el ciclo de contratación completado antes del combinado de cazatalentos de la NFL de esta temporada, se eligieron entrenadores blancos para siete de las nueve vacantes. La inesperada promoción de Bowles ocurrió después de que se creía que el ciclo se había completado.

En cuanto a los gerentes generales, la liga puede señalar ganancias en la contratación.

En el ciclo de contratación más reciente, los Bears eligieron a Ryan Poles, ex director ejecutivo de personal de jugadores de los Kansas City Chiefs, como su nuevo gerente general. Los Minnesota Vikings contrataron a Kwesi Adofo-Mensah, ex vicepresidente de operaciones de fútbol americano de los Cleveland Browns, como su nuevo gerente general.

Tres gerentes generales negros fueron contratados durante el ciclo anterior: Terry Fontenot de los Falcons, Brad Holmes de los Detroit Lions y Martin Mayhew de los Commanders. La NFL ahora tiene siete gerentes generales negros. Sin embargo, nunca ha tenido más de siete.

En 2020, los jugadores que se identifican como negros o afroamericanos representaron el 57.5 % de las listas de la NFL. Es un hecho: Más de la mitad de la fuerza laboral en el campo de la liga es negra, pero los negros están muy poco representados en el liderazgo de los equipos de la NFL.

Flores, contratado en febrero como entrenador asistente de los Steelers luego de ser despedido sorpresivamente por los Dolphins en enero, ha alegado que la liga discrimina en la contratación por motivos de raza. Cuatro días después de anunciar que la demanda de Flores, en opinión de la liga, no tiene mérito, el comisionado Roger Goodell reveló en un memorando enviado a los propietarios que la liga comprende las preocupaciones expresadas por Flores y otros, e iniciará una revisión integral de todo su enfoque de diversidad, equidad e inclusión.

Durante la reunión anual de propietarios de clubes en West Palm Beach, Florida, en marzo, la NFL dio el sorprendente paso de aprobar un mandato de contratación de entrenadores. Los propietarios de los clubes adoptaron una política que requiere que los 32 equipos contraten a un asistente ofensivo minoritario para la temporada 2022, el primer mandato de contratación en la historia de la liga.

Rod Graves, quien lidera el grupo independiente que asesora a la NFL en asuntos de diversidad, equidad e inclusión, cree que el nuevo programa es un buen paso entre muchos otros que la liga ha dado recientemente. Sin embargo, como siempre, lo importante son los resultados en la contratación por equipos.

"Espero que el resultado lleve a un aumento de iniciativas similares a nivel de club", dijo Graves, director ejecutivo de Fritz Pollard Alliance. "Si bien el enfoque previsto es aumentar las oportunidades para el liderazgo de las minorías, un resultado adicional es una base más informada de entrenadores y ejecutivos.

"Eso finalmente mejorará la calidad de la liga. El programa reúne a muchos de los mejores que la liga tiene para ofrecer. Mirar al otro lado de la habitación degrada cualquier noción de una tubería débil. Hay un grupo excepcional de talento minoritario presente. Es una gran oportunidad para nutrir, motivar y familiarizarse. Los beneficios pueden ser de largo alcance".

Todo comienza con palabras, y la oficina de la liga ha reunido a las personas adecuadas. Una vez más, sin embargo, depende de los dueños del equipo practiquen lo que predican.

Jason Reid es el escritor principal de la NFL en Andscape. Le gusta ver deportes, especialmente cualquier juego que involucre a su hijo e hija.