Miami hizo pagar sus errores a Tim Boyle y los Jets

Los Dolphins no tuvieron problemas para ganar en New York y se alejaron en el liderato de la AFC Este


EAST RUTHERFORD -- Los Miami Dolphins mantuvieron el control en el liderato de la AFC Este con su victoria 34-13 sobre los New York Jets en el MetLife Stadium este viernes.

Los Dolphins están un juego y medio por delante en la división y esperan ganar su primer título en el Este de la Conferencia Americana desde el 2008.

El primer juego de Black Friday en la historia de la NFL lucía disparejo en el papel y estuvo a la altura de las expectativas... o falta de ellas.

Los Dolphins dominaron a los Jets prácticamente en todas las facetas este viernes, superando a sus rivales divisionales por más de 200 yardas. Los Dolphins atormentaron al quarterback Tim Boyle durante todo el día, capturándolo siete veces e interceptándolo en dos ocasiones.

La lesión tardía de Jaelan Phillips envió al apoyador sollozando de vuelta al vestidor en el carrito de asistencias.

Phillips sufrió una lesión sin contacto en la pierna izquierda en el último cuarto y rápidamente se descartó su regreso por una lesión en el tendón de Aquiles. La selección de primera ronda del draft del 2021 participó en ocho partidos esta campaña y lidera al equipo con 6.5 capturas.

En el otro lado del balón, fue un partido para olvidar del quarterback de los Dolphins, Tua Tagovailoa, quien perdió el balón tres veces, incluyendo una intercepción devuelta para touchdown cortesía del esquinero de los Jets, Brandin Echols. Miami terminó con 395 yardas, muy por debajo de su promedio en la temporada de 435 yardas por partido, pero lo más preocupante es su segundo partido consecutivo con tres entregas de balón.

La defensiva de Miami ha mejorado en el último mes, pero su ataque necesita un cambio a medida que entra al último mes de la temporada regular, sobre todo considerando los problemas que tuvo al final de la campaña del 2022.

Los Dolphins (8-3) viajan a Washington para enfrentar a los Commanders la próxima semana, prácticamente peleando por el sembrado N° 1 de la AFC con seis partidos por jugar en la temporada.

Jugada crucial: Con dos segundos por jugar en la primera mitad, los Jets interceptaron a Tagovailoa e intentaron un pase de Ave María para aprovechar el momento. En lugar de eso, el profundo de los Dolphins, Jevon Holland, interceptó el pase de Tim Boyle en la yarda 1 y lo devolvió 99 yardas para touchdown. Eso le quitó el aire a la banca de los Jets y este partido ya no volvió a sentirse apretado después de eso.

Análisis del quarterback: Tagovailoa fue decisivo y estuvo preciso por la mayor parte del viernes, salvo sus intercepciones en posesiones consecutivas en la primera mitad. También se le cargó un balón suelto al final del último cuarto. Sus 10 intercepciones en 11 partidos esta temporada ahora representan una marca personal, aunque este es apenas su segundo juego de múltiples intercepciones esta temporada. Tagovailoa puso a prueba frecuentemente a la golpeada defensiva secundaria de los Jets y como resultado, Tyreek Hill y Jaylen Waddle superaron cada uno la barrera de las 100 yardas recibidas. Su estadística final no es particularmente impresionante, pero no necesitó hacer demasiado para que Miami venciera cómodamente a un equipo de los Jets en caída libre.

Tendencia prometedora: La defensiva de los Dolphins ha forzado nueve entregas de balón en sus últimos cuatro partidos, registrando 14 capturas en el proceso. Desde el regreso del esquinero Jalen Ramsey, esta unidad ha estado a la altura de sus expectativas en la pretemporada, convirtiendo a Miami en un equipo peligroso de observar durante la recta final de la temporada regular.