Purdy no piensa en el pasado de cara a su regreso a Philadelphia: "Es un año nuevo"

El mariscal de campo no piensa en el juego como una revancha, tampoco piensa mucho en la lesión sufrida en los pasados playoffs


SANTA CLARA, California. -- Mientras se prepara para regresar al lugar de la lesión en el codo que lo llevó a una cirugía fuera de temporada y a una larga rehabilitación, el mariscal de campo de los San Francisco 49ers, Brock Purdy, no está pensando en lo lejos que ha llegado desde ese fatídico día en Philadelphia.

"¿Voy a llegar y ponerme sentimental preguntándome: 'He recorrido un largo camino desde entonces?' En realidad, no", contestó Brock Purdy. "¿Voy a entrar al juego diciendo que quiero venganza y todo ese tipo de cosas? No es así. Entonces, simplemente voy a tratar de hacer mi trabajo y ser el mejor Brock que puedapara este equipo."

Purdy y los Niners viajarán a Philadelphia el viernes para la revancha del Juego de Campeonato de la NFC del domingo contra los Eagles. San Francisco no ha regresado al Lincoln Financial Field desde el 29 de enero, el día en que los Eagles sacaron a Purdy del juego en el primer cuarto con un ligamento colateral cubital desgarrado en su codo derecho y lograron una victoria por 31-7.

Esa lesión hizo que la situación del mariscal de campo de los Niners cambiara. El veterano Josh Johnson reemplazó a Purdy, pero se fue después de sufrir una conmoción cerebral a principios del tercer cuarto. Eso obligó a Purdy, quien no pudo lanzar el balón más de unos pocos metros, a regresar al partido.

A partir de ahí, Purdy tuvo que esperar a que bajara la hinchazón de su codo antes de someterse a una cirugía en marzo con miras a regresar al campo de entrenamiento. Purdy recibió autorización para participar en dos de tres prácticas al principio del campamento, pero recibió autorización total a tiempo para comenzar la temporada.

Ahora, Purdy y los Niners regresan para otro gran partido en Philadelphia, aunque sin lo que está en juego en aquel encuentro de enero.

"Me lastimé allí y todo eso, pero para mí es la semana 13", reflexionó Purdy. "Vamos a estar en un ambiente hostil. Estamos al final de la temporada, por lo que cada partido es obviamente importante para nosotros. Y ahí es donde estoy con mi mentalidad. Es un año nuevo, dos equipos nuevos, ligeramente diferente en diferentes maneras. Así es como lo veo".

Brock Purdy llega a esta revancha con mucha más experiencia que la última vez. Ha sido titular en todos los partidos de esta temporada e, incluidos los playoffs, tiene 19 aperturas en su carrera. En ese tiempo, Purdy ha mejorado desde que inició como novato.

A lo largo de 11 juegos, Brock Purdy lidera la NFL en QBR (75.6), yardas por intento (9.4) y porcentaje de pases completos (70.2%) con 19 touchdowns y seis intercepciones. La producción de Purdy ha sido integral en el trayecto de 8-3 de San Francisco y tiene a los Niners en posición de regresar a la postemporada y, si ganan el domingo, cerrar la brecha con los Eagles por el primer puesto de la NFC.

Por todo eso, los 49ers confían que Purdy será el mismo de siempre en Philadelphia.

"Creo que el primer juego, el primer golpe, cosas así son un poco vulnerables debido al estrés", consideró el entrenador Kyle Shanahan. "Pero creo que una vez que supere esas cosas, creo que todo habrá terminado en su mayor parte".

Una cosa de la que Purdy y los Niners están conscientes esta semana es un pronóstico que anuncia lluvia el domingo por la tarde. San Francisco ha jugado sólo un partido bajo la lluvia esta temporada, una derrota de la Semana 6 ante los Cleveland Browns en la que Purdy tuvo la peor salida de su carrera cuando la lluvia comenzó y se detuvo en varios puntos del juego.

Si llueve mucho durante el partido del domingo, Purdy planea usar un guante en la mano con la que lanza, algo que hizo en Iowa State, pero que aún no ha hecho en la NFL.

“Si llueve, creo que al menos a mí me ayuda ponerme un guante. Obviamente, hay un poco más de agarre en la pelota y todo eso. Si llueve ligeramente, no sé si lo necesite. Siento que puedo agarrar el balón igual de bien con o sin guante con una lluvia ligera”.

Por supuesto, Brock Purdy no ha sido el único Niner al que se le ha preguntado sobre lo que sucedió en enero. Después de esa derrota, los Niners expresaron su decepción por no tener la oportunidad de ver cómo les habría ido con un Purdy sano. Eso resultó en una especie de guerra de declaraciones con los Eagles durante la primera parte de la temporada baja.

Pero ni los 49ers ni los Eagles parecen muy interesados en retomar esas discusiones.

"Ustedes tienden a hacer las cosas un poco más grandes de lo que son", acusó el ala cerrada George Kittle. "Es un juego de la Semana 13. Es contra los Philadelphia Eagles. Ellos son el primer puesto, estamos luchando por un puesto. Eso es muy importante. Y estoy 100 por ciento de acuerdo con ustedes en eso. No creo que realmente haya sido así. No tengo nada que ver con el año pasado. Es un juego diferente. Y realmente no me aferro a nada de lo que pasó el año pasado. Fue un partido de fútbol americano. Perdimos. Mejorar y encontrar una manera de ganar".

Ese estribillo en el vestuario de los 49ers también está influido por la posibilidad de que estos equipos que actualmente se encuentran en las dos primeras posiciones de los playoffs de la NFC puedan volver a encontrarse en los playoffs en su camino al Super Bowl.

"Estoy bastante seguro de que la gente pensó en ello", dijo el tackle izquierdo Trent Williams. "Y estoy bastante seguro de que si ambos equipos hacen lo que anticipamos y lo que nos propusimos hacer, es probable”.