Ofensiva de Cowboys sigue funcionando con la victoria sobre Seahawks

El siguiente rival son los Eagles, así que esta victoria es un buen golpe anímico de cara a uno de los partidos más esperados de la temporada


Los Dallas Cowboys sabían que su reputación estaba en juego el jueves.

¿Eran favoritos; vencieron duramente a equipos malos; o eran un equipo capaz de llegar a los playoffs?

La victoria por 41-35 contra Seattle Seahawks podría no haber respondido todas las preguntas, pero cuando más importó, los Cowboys salieron adelante, ya que comenzaron su tramo más difícil de la temporada con cinco juegos contra equipos sin récord perdedor.

Una defensiva que estuvo encendida durante la mayor parte del juego logró una detención en cuarta oportunidad (DeMarcus Lawrence) con 7:04 restantes y Dak Prescott se puso a trabajar, completando 4 de 5 pases para 35 yardas, incluido el touchdown final de la ventaja, pase a Jake Ferguson desde 12 yardas con 4:37 por jugar. Prescott también corrió 9 yardas en la serie.

Dak Prescott terminó con tres pases de anotación y ninguna intercepción, lanzando para 299 yardas. Y ahora establece lo que los Cowboys esperaban cuando dejaron Philadelphia el 5 de noviembre con una derrota por 28-23 ante los Eagles: una oportunidad de hacer de la NFC Este una competencia.

Con marca de 9-3 después de su cuarta victoria consecutiva, los Cowboys todavía necesitan ayuda. Les vendría bien que San Francisco venciera a los Eagles el domingo, pero cuando Philadelphia llegue al AT&T Stadium en 10 días, los Cowboys aún pueden enviar un mensaje venciendo a su rival. Un mensaje que sería más grande que vencer a los Seahawks.

El juego en dos palabras: Festival se sanciones. Las penalizaciones no fueron un gran problema para los Cowboys durante gran parte de la temporada, pero durante el jueves fueron sancionados ocho veces para 122 yardas. El máximo de la temporada en yardas antes del jueves era 107 en una derrota de la Semana 3 ante los Arizona Cardinals. No fue sólo una cosa de los Cowboys. El equipo de Clete Blakeman fue igualmente puntilloso contra los Seahawks.

Tendencia preocupante: Sí, Bland hizo historia con su quinto pick-six de la temporada en el Día de Acción de Gracias contra Washington, pero los Commanders lo atacaron más que en cualquier otro juego. El jueves fue una continuación. En la primera mitad, Seattle completó 6 de 7 pases para 138 yardas y dos touchdowns cuando Bland fue el defensor más cercano, según NFL Next Gen Stats. El máximo anterior en esa categoría esta temporada fue de 120 yardas, que se produjo la semana pasada contra Washington. Sin embargo, a Bland logró una intercepción clave a Geno Smith en el tercer cuarto para equilibrar todo… tal vez.

Tendencia prometedora: Tal vez esté más allá de una tendencia en este momento, pero Prescott ha lanzado al menos dos pases de touchdown en seis juegos consecutivos, igualando un récord personal. Hizo lo mismo en 2021. Tony Romo tuvo dos o más en siete partidos consecutivos durante las campañas 2006-07 y Don Meredith posee la marca del equipo con 12 juegos consecutivos durante las temporadas 1965-66. Prescott llegó el jueves con 18 pases de touchdown en sus últimos seis juegos, la mayor cantidad que ha tenido en un lapso de seis juegos en su carrera.

Próximo partido: vs. Philadelphia Eagles