Malcolm Jenkins no observa "pelea" en los campeones Eagles

Malcolm Jenkins admitió que él también necesita empezar a jugar mejor. AP Photo

PHILADELPHIA -- El profundo de los Philadelphia Eagles, Malcolm Jenkins, apuntó a una falta de lucha en algunos de sus compañeros como el motivo primario por sus frustraciones luego de una derrota por 48-7 ante los New Orleans Saints el domingo.

"Fue vergonzoso, francamente. Fue una de esas cosas en que no sentí que como equipo ofrecimos mucha pelea. Prefería ser echado de un partido que solamente quedarme allí y soportarlo", dijo Jenkins desde su casillero este martes. "Hubo toneladas de frustración, una siendo para mí obviamente volver a New Orleans --es un partido que ha significado mucho para mí-- pero simplemente la actitud del equipo realmente me molestó.

"En este punto, necesitamos descifrar algunas cosas sobre nosotros".

Jenkins estaba claramente molesto al término del partido. Normalmente el último en salir del vestidor, abandonó rápidamente sin ser entrevistado. Sus respuestas a reporteros que lo alcanzaron en el túnel fueron cortas y agudas.

Jenkins se mostró irritado de que su ex entrenador, Sean Payton, haya buscado convertir en cuarta oportunidad con los Saints arriba por 31. Después de que Alvin Kamara superar a Jenkins en la jugada para touchdown de 37 yardas, Jenkins apuntó su dedo medio a Payton en la banca.

La mayor parte de su enojo, no obstante, se originó por lo que observó de su propio equipo.

"Vas a perder por paliza, de todos modos. Vas a perder por paliza peleando o vas a perder por paliza rindiéndote", explicó. "Y creo que hubo un poco de las dos".

Los comentarios de Jenkins llegaron una semana después de que el centro Jason Kelce, otro líder de vestidor, dijera que el equipo carecía de un grado apropiado de responsabilidad. Los campeones defensores han perdido dos en fila y se colocan con marca de 4-6 general.

La adición del receptor abierto Golden Tate a la fecha límite para canjes no ha surtido el efecto deseado. La ofensiva ha anotado apenas 27 puntos en los dos partidos en que ha jugado. Tate suma siete recepciones para 67 yardas en ese periodo.

El coordinador ofensivo Mike Groh admitió el martes que "ha sido un reto integrarlo".

El ala defensiva Brandon Graham estuvo de acuerdo con la postura de Jenkins hasta cierto grado, señalando que "el espíritu no estaba tan alto cuando nos estaban ganando", y que "todos estaban un poco fuera con sus sentimientos, un poco", pero no cree que todos se rindieron.

Jenkins se apuntó a sí mismo, también, declarando que debe jugar mejor. También marcó cuál debe ser el estándar a futuro.

"Algunas cosas simplemente no se negocian. Podemos lidiar con tipos siendo superados. Ocurren errores. Si no ganas en el punto de ataque, bien. Pero si no sabes lo que estás haciendo o no nos estás dando todo lo que tienes, especialmente cuando nuestras espaldas están contra la pared, entonces creo que es algo que como líderes del equipo debemos terminar porque nos encontramos en ese momento en que no podemos cargar con personal que no es esencial", dijo.

"No digo que no haya quien está jugando duro o que no dan todo lo que tienen. pero necesitamos hasta la última gota en este punto. Y vamos a demandarlo desde el tope de la plantilla hasta el final".