¿Quién llegará más lejos la próxima temporada, Dallas o Pittsburgh?

Los Dallas Cowboys y Pittsburgh Steelers son dos de los equipos con más afición en México y es una de las rivalidades más añejas en nuestro país que divide a miles de aficionados. Pero, ¿cuál de los dos será el que llegue más lejos la próxima temporada?

El martes pasado en la mesa de "NFL Live" junto a Rebeca Landa, Ciro Procuna y John Sutcliffe, debatimos qué equipo llegará más lejos la próxima temporada y aquí mi análisis y conclusión.

Dallas cuenta con un buen equipo que, sin duda, será competitivo, pero no será de campeonato. Hay demasiada competencia en la Conferencia Nacional, empezando porque tendrán que pelear por el título de su división contra los Philadelphia Eagles, favoritos a llevarse la División Este. Así que el equipo de la estrella solitaria tendrá que pelear contra los Carolina Panthers, Seattle Seahawks, Atlanta Falcons, Green Bay Packers --por mencionar algunos-- por un puesto de comodín.

Aunque les duela a los aficionados de Dallas, considero que Dak Prescott y su ofensiva no tienen el talento suficiente para llegar a un juego de campeonato y no se diga un Super Bowl, por lo que la mayor responsabilidad y sus aspiraciones recaerán sobre una talentosa defensiva. Sin embargo, no creo que los veamos en el Super Bowl, quizá se queden en la primera ronda de los playoffs y hasta ahí.

Además, los Cowboys tienen un calendario muy complicado, en el que se medirán contra los New England Patriots y Los Angeles Rams, equipos que disputaron el Super Bowl LIII, así como contra New Orleans Saints, Packers y Chicago Bears. Con estos rivales, dudo mucho que Jason Garrett y su equipo puedan repetir el éxito de la temporada pasada.

Por su parte, el entrenador en jefe Mike Tomlin tendrá un equipo más estable después de las salidas de Antonio Brown y Le'Veon Bell, por lo que Pittsburgh podrá enfocarse al 100 por ciento en su juego, sin pensar en situaciones fuera del emparrillado. Si bien la partida de Brown fue un duro golpe para la afición y la ofensiva, es momento que JuJu Smith-Schuster demuestre que tiene la capacidad de suplirlo y con creces. No vale la pena mencionar a Bell, aunque es un buen jugador, los Steelers ya saben lo que es jugar sin el corredor.

Hablando de los entrenadores en jefe, Pittsburgh tiene un mejor coach. Tomlin ha sabido crear una cultura ganadora en su equipo, en 12 temporadas al frente de los Steelers nunca ha tenido un récord perdedor, caso contrario a Garrett, que incluso tendrá la presión encima, ya que podría vivir su última temporada con los Cowboys.

Sin duda alguna, los Steelers estarán peleando su división contra los Cleveland Browns. Lamar Jackson y los Baltimore Ravens no me convencen, por lo que el único rival de jerarquía que tendrían para llevarse la AFC Norte será el equipo donde ahora jugará Odell Beckham Jr.

Difícilmente conseguirán un mejor récord que los Patriots, pero podrían pelear contra los Kansas City Chiefs por ser el segundo sembrado de la Conferencia Americana.

Roethlisberger y compañía tienen un calendario más accesible que los Cowboys, sin embargo, inician la temporada enfrentando a dos grandes rivales: los Patriots en Foxborough y Seahawks en Pittsburgh. Deben obtener al menos un triunfo en estos dos partidos para que el ánimo no decaiga y sea menos complicado reponerse. Además de estos dos rivales, enfrentarán a equipos del calibre de Los Angeles Chargers, Indianapolis Colts, Rams y Browns.

Así que mi veredicto es que Pittsburgh, sin Antonio Brown, llegará más lejos que Dallas con Prescott y compañía, no hay que olvidarnos que la temporada pasada el equipo inició 7-2-1 en sus primeros 10 juegos antes que todo se cayera a pedazos.

Quizás no los veamos en el Super Bowl, pero los Steelers podrían quedarse muy cerca de conseguirlo. Por su parte, Dallas apenas se quedaría en el primer juego de postemporada y eso si consiguen ser uno de los comodines.