El Azteca parará 10 días antes de la NFL

Arturo Olivé, director general de NFL México, afirmó que a partir del 8 de noviembre dejará de utilizarse la cancha del Estadio Azteca, de tal forma de que el escenario estará listo para que se lleve al cabo el juego de la NFL del 18 entre Kansas City Chiefs y Los Angeles Chargers.

Hay que recordar que el 2 de noviembre se realizará el partido América contra Santos, correspondiente a la jornada 17 del Apertura 2019, mientras que Cruz Azul descansará.

Se reactivará la actividad en el coloso de Santa Úrsula el 23 noviembre con el juego Cruz Azul frente a San Luis, fecha en que les tocará descansar a las Águilas.

En conferencia de prensa, el directivo negó que haya temor de que pudiera cancelarse el evento de la NFL como ocurrió el año pasado por el mal estado de cancha. Dijo que la Liga está al tanto del proceso de mantenimiento que se lleva al cabo para cubrir el pasto, que ya es natural.

Para Olivé, no hay motivo por el cual pudiera cambiar de inmueble los partidos de fútbol americano, debido a que existe una buena relación entre los organizadores, Televisa y los administradores del Azteca.

“Las primeras revisiones han sido espectaculares. No pensamos en que ocurra lo del pasado. La NFL está satisfecha”, añadió en conferencia de prensa.

Dejó claro el partido es el primero del nuevo contrato que se firmó por tres años con la NFL y le restó importancia a la ausencia de dirigentes federales y de la Ciudad de México, debido a que este tipo de eventos se realiza con patrocinadores.

La preventa de boletos para el segundo Monday Night Football será el 6 de agosto y a partir del 8 será la venta se extenderá al público en general.

El costo oscila entre los 800 pesos y los 4,000 en admisión general y de 7,000 a 500 pesos en boletos que incluyen hospitality.

Hay que recordar que el primer juego de MNF en el Azteca se efectuó el 21 de noviembre de 2016 entre Oakland Raiders y Houston Texans, con victoria para los primeros por 27-20 ante 76 mi 473 aficionados. También fue el primero del tipo en hacerse fuera del territorio estadounidense.