Atlanta extiende el contrato del linebacker estelar Deion Jones

play
Los Falcons están no solo para llegar a los playoffs, sino para algo más importante (0:53)

Para Sebastián Martínez-Christensen, Atlanta es su 'caballo negro' con miras a la próxima temporada de la NFL. (0:53)

Los Atlanta Falcons han alcanzado un acuerdo para una extensión de contrato de 57 millones de dólares y cuatro años con el linebacker estelar Deion Jones hasta la campaña del 2023, dijo el agente Drew Rosenhaus a Adam Schefter de ESPN este miércoles.

La longitud del acuerdo fue anunciada por el club. Rosenhaus dijo a ESPN que la extensión incluye 34 millones de dólares para el jugador de Pro Bowl.

Jones, un ex recluta de segunda ronda procedente de LSU que lideró a los Falcons en tacleadas durante las campañas del 2016 y 2017, es considerado como el mejor linebacker en cobertura de la NFL.

El convenio llega después de que los Falcons firmaran al tackle defensivo Grady Jarrett a un acuerdo por cuatro años y 68 millones de dólares que incluyó 38 millones al momento de la firma.

También deja el acuerdo con el receptor Julio Jones como el pendiente más urgente previo al arranque del campamento de entrenamiento. El seis veces elegido al Pro Bowl, a quien le restan dos años y más de 21 millones de dólares en su contrato, podría estar cerca de convertirse en el primer receptor abierto de 20 millones anuales.

El gerente general de los Falcons, Thomas Dimitroff, prometió ocuparse de la situación contractual de Julio Jones después de que el equipo ajustó el convenio del receptor previo al inicio de la campaña pasada, entregándole 2.9 millones de dólares adicionales para la campaña del 2018.

Como están los números ahora, Julio Jones aparece en el sitio N° 12 en la lista de receptores abiertos mejor pagados de la NFL, con 14.25 millones de dólares anuales. Desde un punto de vista de producción, posee cinco temporadas de al menos 1,400 yardas en recepciones y 80 recepciones. Sus 96.7 yardas en recepciones de por vida son la mayor cantidad en la historia de la liga.

Julio Jones dijo que no boicotearía como protesta por su situación contractual, y tiene programado reportar al campamento de entrenamiento el domingo. Existe optimismo acerca de lograr un acuerdo antes de la primera práctica, el lunes, pero no hay ninguna garantía.

Los Falcons han continuado la tendencia de recompensar a sus propios reclutas de draft y brevemente convirtieron al quarterback Matt Ryan en el jugador mejor pagado de la liga con una extensión de cinco años y 150 millones de dólares, de los cuales son 100 millones garantizados, en mayo del 2018.

Con Deion Jones firmado, el equipo ahora debe comenzar a planear extensiones para otros tres miembros de la clase de draft del 2016: el profundo fuerte Keanu Neal, ala cerrada Austin Hooper y linebacker De'Vondre Campbell.

Los Falcons ya hicieron válida la opción para el quinto año de contrato de Neal, un ex recluta de primera ronda que regresa de una cirugía por una rotura de ligamento anterior cruzado.

Existe la posibilidad de que el recluta de primera ronda del 2015, Vic Beasley, se gane una extensión con una campaña dominante. Los Falcons hicieron válida la opción al quinto año de contrato de Beasley por 12.81 millones de dólares, pero no han hecho ningún compromiso con el defensivo más allá del 2019.