Oficiales enfatizarán castigo por sujetar a la ofensiva

BOURBOUNNAIS, Ill. -- Sujetar a la ofensiva será un importante punto de énfasis para los oficiales de la NFL en la temporada, lo que anticipa la posibilidad de un aumento en el número de castigos al tiempo que los jugadores se ajustan a la medida.

De acuerdo a la guía revelada durante el fin de semana, las reglas existentes sobre sujetar “serán aplicadas de forma más estricta esta temporada, particularmente en jugadas por carrera detrás del corredor y en la línea de scrimmage.

El réferi Adran Hill, quien visitó el campamento de entrenamiento de los Chicago Bears el lunes, dijo que la liga intenta eliminar una técnica conocida como “el bloqueo langosta” (lobster block) en el que los linieros ofensivos sujetan a los defensivos alrededor del torso o los hombros para evitar que sigan la acción.

“Ciertos equipos lo hacen y (la liga) está intentando, básicamente, sacar esa técnica del juego mediante sanciones”, señaló Hill.

Un video mostrado a todos los equipos y coaches de la NFL ofrece tres ejemplos recientes de lo que se castigaría la próxima temporada: bloqueos de Andrew Whitworth, de Los Angeles Rams, de Laremy Tunsil, de los Miami Dolphins, y de Trent Williams, de los Washington Redskins.

En la historia reciente, los puntos de énfasis de la NFL han provocado un aumento en el número de castigos durante la pretemporada y en las primeras semanas de la temporada regular. La campaña pasada, un punto de énfasis por sujetar a la ofensiva en una semana provocó 94 pañuelos lanzados, 42 por ciento más que en cualquier otra semana desde, al menos, 2012.

La temporada 2018 también incluyó un punto de énfasis por rudeza al pasador, particularmente en instancias en las que los defensivos caían sobre los quarterbacks con todo o parte del peso de su cuerpo. Los árbitros marcaron 31 castigos en las primeras tres semanas de la temporada, antes de que el comité de competencia emitiera una aclaración. En total, hubo 119 pañuelos por rudeza al pasador la temporada pasada, 10 más que en 2017 y 27 más que en 2016.

En un énfasis menos notorio en 2018, los oficiales sancionaron casi el mismo número de castigos por contacto ilegal durante las primeras cinco semanas de la temporada (31) de los que marcaron en ese lapso en 2017. El total de castigos por contacto ilegal la campaña pasada casi duplicó el de 2017, de 38 a 70.

Para 2019, la NFL ha indicado dos puntos de énfasis: sujetar a la ofensiva y la sanción continua por de la regla para evitar que golpes con el casco, la cual prohíbe que los jugadores bajen la cabeza para iniciar contacto con un rival con la corona u otra parte del casco.