Antonio Brown: Espero que mis pies congelados renazcan

play
Antonio Brown se reporta al campamento de los Raiders (0:36)

El receptor abierto regresó este martes a las instalaciones del equipo en Napa, California. (0:36)

NAPA, Calif. -- Antonio Brown ofreció la descripción más gráfica y detallada que ha dado de sus pies congelados.

Fue en el episodio de “Hard Knocks” en el campamento de los Oakland Raiders la noche del martes cuando Brown se quitó sus zapats y calcetines y se dirigió en broma a la cámara, “¿Quieren verlos?”, para ver las plantas despellejadas de sus pies.

“Mis pies fueron a la circuncisión, ¿verdad?”, dijo en la entrevista, la cual se dio lejos del campamento de entrenamiento de los Raiders. “Ojalá mis pies renazcan y pueda correr velozmente. Sientan pena luego por mí. Gracias”.

Mientras se ha establecido que Brown sufrió la quemadura mientras vacacionaba en París en julio, el receptor y siete veces seleccionado al Pro Bowl confirmó los reportes de que se trató de un error en una terapia criogénica.

“Estaba probando una terapia fría, cubrieron mi cuerpo, salí y sentí mis pies quemados y sentí una sensación ardiente”, relató Brown. “En las siguientes 24 horas se hincharon, bastante, y no podía ni caminar o poner presión. El doctor me vio, drenó un poco y escalpelo al día aiguiente y todavía drenaron.

“Pude poner mucha presión. Afortunadamente, mi preparador físico me preparaba. No puedo estar de pie, así que me arrastro en los trabajos físicos, hago otras cosas. Ahora hay como piel nueva. Intento que mis pies se acostumbren a sentirla, pero siento que tengo un gran parche acojinado”, agregó.

Brown no usaba el calzado apropiado cuando entró a la cámara de terpaia criogénica, indicó una fuente a ESPN.

Brown, quien el lunes también perdió un arbitraje con la NFL para usar su viejo casco, regresó al campamento de los Raiders el martes, tras ausentarse por dos semanas, pero, junto con su agente Drew Rosenhaus, insistió en que su lesión, y no el asunto del casco, fue la verdadera razón por la que no asistió, pues buscó terapia que incluyó tratamiento con rayo láser.

Ningunó entró en detalles sobre cómo exactamente ocurrió la lesión y Rosenhaus dijo que es “posible” que se persiga una acción penal en contra del laboratorio criogénico.

Al llegar al campamento, Brown caminaba con cuidado. Jon Gruden, coach de los Raiders, no estaba seguro sobre si Brown jugaría en los tres juegos restantes de pretemporada del equipo y cuando se le preguntó si esperaba que el receptor estuviera listo para el primer duelo del calendario regular el 9 de septiembre, dijo, “Oh, sí”.