Jordan Reed, de Redskins, es evaluado por conmoción

El incidente es una preocupación para Washington que tiene varias interrogantes en su ofensiva. Icon Sportswire

El ala cerrada de los Washington Redskins, Jordan Reed, era evaluado por una conmoción cerebral durante el partido de pretemporada del jueves contra los Atlanta Falcons, una señal preocupante tanto para Reed como para los Redskins dados sus antecedentes.

Reed, quien ha sufrido al menos cinco conmociones cerebrales documentadas desde que ingresó a la universidad, tres desde que se unió a la NFL en 2013, fue golpeado en el casco después de una captura y éste salió proyectad. No hubo penalización por la jugada. Reed se quedó en el juego, pero se fue poco después. No ha informado de alguna conmoción cerebral desde la temporada 2016.

La historia de Reed ha estado marcada por lesiones y nunca ha participado en los 16 juegos del calendario. Se veía tan fuerte este verano como lo ha estado en varios años. Los últimos dos años, Reed lidió con varios problemas, desde dos dedos torcidos hasta dolencias de cadera. Necesitaba cirugía en ambos dedos de los pies después de la temporada 2017 y todavía sufrió molestias a principios de la temporada pasada.

Pero Reed se ha visto explosivo desde que comenzó el campo de entrenamiento. De hecho, en la jugada donde aparentemente sufrió la conmoción cerebral, el jueves, Reed hizo que el apoyador en cobertura saliera mientras él cortaba adentro. Con una ofensiva llena de signos de interrogación, los Redskins necesitan a Reed en el campo. Él es su opción de pase número uno.

Reed se perdió 13 partidos combinados en los últimos dos años. Participó en más de 13 juegos en 2015, sumó 14 juegos y atrapó 87 pases para 952 yardas y 11 touchdowns. Desde esa temporada, su mayor total de recepciones es 66 y ha anotado 10 touchdowns combinados.