La NFL indagará la decisión de Lions sobre Matthew Stafford

CHICAGO – La NFL indagará sobre el reporte de los Detroit Lions respecto la lesión de espalda de Matthew Stafford durante la semana, que llevó al mariscal de campo a estar en duda y luego quedar fuera de la derrota del domingo contra los Chicago Bears.

“Indagaremos y compilaremos los hechos” dijo una fuente de la liga a ESPN, “como es lo normal en una situación así”.

No es la primera vez que la liga indaga sobre un potencial mal reporte de lesión. La NFL investigó una similar situación sobre Ben Roethlisberger de los Pittsburgh Steelers a inicios de este año y a los Miami Dolphins por Ryan Tannehill la campaña pasada.

Detroit enlistó a Stafford como ‘limitado’ en las prácticas de la semana y luego en duda en el reporte de lesionados del viernes. Aquí es cuando se pone un poco confuso. Algunos medios reportaron que la decisión se tomaría el domingo. Para la mañana de ese día, esos mismos reportes señalaron que estaba fuera –terminando con una racha de 136 partidos iniciados, la segunda más larga entre mariscales activos.

El gerente general del equipo, Bob Quinn dijo el domingo que Stafford sufrió su última lesión en la semana 9 contra los Oakland Raiders. Una fuente mencionó a Adam Schefter de ESPN, que, pese a que Stafford estaba lesionado la semana pasada, su espalda le molestaba desde la temporada pasada. Stafford no se perdió un juego en 2018 pese a ello.

Luego del juego del domingo, muchos jugadores declararon a ESPN haber sido informados el sábado de que el QB no jugaría.

“Nos enteramos ayer”, puntualizó el tacle izquierdo Taylor Decker. “Fue una sorpresa. Que no estuviese nos da a entender que la situación es seria”.

El guardia ofensivo Joe Dahl mencionó a ESPN el domingo que los Lions se enteraron, “quizá la noche anterior”. El ala defensiva, Logan Thomas, dijo también que se enteraron el sábado.

El suplente de Stafford, Jeff Driskel, dijo que su semana de práctica fue normal, con algunas repeticiones con el primer equipo, y le informaron el domingo que sería el titular.

Sin embargo, el entrenador en jefe Matt Patricia en su conferencia post partido, dijo que la decisión se tomó el domingo, que “era inseguro” para Stafford jugar. Schefter informó que el jugador tenía fracturados huesos de la espalda.

“No voy a ser muy específico, pero verdaderamente estaba limitado. Participó, pero verdaderamente limitado a lo largo de la semana, y esperábamos que pudiésemos tenerlo”, dijo Patricia. “Y como dije, simplemente no era seguro ponerlo en esa situación. Así que la información que tenemos, de los doctores, es que no era lo correcto. De nuevo, estoy muy preocupado por él más que otra cosa. Tiene una gran familia. Es un gran muchacho”.

“Entonces, fue una decisión que tomamos y seguimos adelante, y el equipo, ustedes saben, siguió adelante con la decisión y pienso que muchos de esos chicos pelearon e hicieron todo lo que pudieron, porque saben lo duro que es él y saben lo mucho que significa para él; considero que hicimos todo lo que pudimos por él. Es todo”.

Quinn dijo que los Lions “lo desactivaron” el domingo por la mañana porque los doctores decidieron que no estaba médicamente liberado para jugar.

El típico protocolo de la liga en estos asuntos es contactar al equipo y pedir todos los documentos relevantes sobre la lesión y como la tratan. El manual de la liga establece: “Si, antes de la llegada del equipo al estadio el día de juego, ocurre un evento que lleva al equipo a decidir que un jugador no iniciará o no jugará, el club debe actualizar su reporte de juego (Game Status Report), como requiere la norma”.

Si la decisión es tomada después del arribo del equipo al estadio y luego se determina que un elemento no puede iniciar o jugar, no se les requiere que cambien el status hasta la típica ventana de 90 minutos antes de la patada inicial.

Patricia informó el domingo que Stafford irá día a día, semana a semana. También dijo que la decisión fue entre él y Stafford.