Ansían los Chiefs jugar en la Ciudad de México

KANSAS CITY – Pat Mahomes dijo que ha esperado esta semana desde hace un año y que sus ganas de ir a jugar a la Ciudad de México tienen que ver mucho más que con sólo el futbol americano.

El quarterback de los Kansas City Chiefs aseguró que salir de las fronteras estadounidenses para enfrentar a un rival divisional, Los Angeles Chargers, es una experiencia que quizá jamás se repetirá en su carrera.

Mahomes comentó que quiere sentir a los aficionados, verlos desenvolverse en México y pisar el pasto de un histórico estadio Azteca.

"Obviamente, estoy muy emocionado de jugar en México", dijo Mahomes este jueves. "El estadio, su historia, la gente, los aficionados que están allá… Sé que será un ambiente increíble. Y para mí el tema de la altitud (altura de la CDMX) es algo que no podemos evitar y tengo que confiar en los estudios e investigaciones que hicieron los médicos y el entrenador (Andy) Reid, así como en el plan y el proceso".

Mahomes dijo que sólo una vez ha estado en México y fue durante un día, en una escala que hizo un crucero en el que vacacionaba por el Caribe, pero que muchos de sus familiares y amigos que han estado en ese país han comentado sobre la belleza natural, el clima casi perfecto y en específico del gran seguimiento que se le da al futbol americano en todos los niveles.

"El año pasado, nos quedamos con las ganas de ir por algunas cuestiones fuera del futbol americano, que estoy seguro que se previnieron esta vez", señaló. "Mis compañeros y yo estamos listos para ir a jugar".

Mahomes desestimó los 2 mil 450 metros sobre el nivel del mar de la Ciudad de México, comparados con los 277 de Kansas City.

"Nunca me ha afectado en Denver o en algún otro lugar", mencionó. "Sé que allá el doble de altura o algo así, pero yo sólo me concentró en el plan de juego, en lo que los entrenadores me digan que haga y en mi preparación como cualquier semana en la NFL".

"Nos han pedido que nos hidratemos un poco más que de costumbre y tratemos de descansar lo más posible", agregó. "Tenemos que darnos cuenta de que la temporada ya está avanzada. Conforme pasan los juegos, tienes que asegurarte de darle a tu cuerpo el mayor descanso y terapia posible".

A diferencia de los Chargers, que montaron un campamento de altura esta semana en el estado de Colorado, antes de viajar a México el domingo, los Chiefs se quedaron a trabajar en sus instalaciones de Kansas City, casi frente al Arrowhead Stadium.

"Nosotros desde el año pasado investigamos y nos sentimos cómodos de la manera en que estamos trabajando esta semana", dijo el entrenador Andy Reid. "Otro creen que es mejor de otra manera. Yo no sé qué tanto puedes adaptarte a una altura tan grande (en México) en poco tiempo. Creo que mucho es psicológico".

Reid dijo que todas las rutinas se mantienen similares a cualquier juego porque incluso en México es el mismo huso horario que en Kansas City y que saben que la afición los espera con ansias.

"Sabemos que nuestros vecinos del sur aman este deporte y ya nos esperan allá" dijo Reid. "Queremos ir y darles una buena exhbición. Es importante que estemos enfocados en el trabajo, que entrenemos hoy y estemos listos para un buen equipo de futbol de los Chargers. Aquí es donde empezamos".

"Nuestra gente aquí se ha hecho cargo de todos los planes de viaje y todas las cosas", agregó. "Estamos muy ilusionados con ir a México. Ahora es importante que sepamos que vamos en viaje de negocios, a jugar futbol. No son vacaciones".