Pelea entre Browns y Steelers resulta en tres expulsiones

Tres jugadores fueron expulsados luego de una sucia pelea entre los Pittsburgh Stelers y Cleveland Browns en los últimos segundos del juego de jueves por la noche.

Luego de forcejear cuando estaban tirados en el campo tras una jugada, Myles Garrett, liniero de defensivo de los Browns, zafó el casco al quarterback de los Steelers, Mason Rudolph, y luego de varios empujones, golpeó al pasador en la cabeza con el casco.

La pelea comenzó cuando Rudolph lanzó un pase y fue tirado al suelo por Garrett. Aparentemente, el quarterback intentó zafar primero el casco de Garrett en el piso.

Luego de esa escena, se suscitaron varios conatos de bronca en algunos puntos del campo. Garrett y el tackle defensivo de los Browns, Larry Ogunjobi, y el centro de los Steelers, Maurkice Pouncey, fueron expulsados.

Pouncey fue expulsado tras soltar un par de golpes y patear a Garrett en la cabeza cuando el jugador de los Browns forcejeaba con David DeCastro en el piso. Ogunjobi fue expulsado luego de empujar a Rudolph por la espalda para tirarlo al piso.

"Perdí la cabeza y lo lamento", dijo Garrett tras el juego. "Aprecio que mis compañeros me respaldaran, pero nunca debió suceder lo que pasó".

Garrett y Pouncey enfrentan la posibilidad de ser suspendidos.

La suspensión más larga por un incidente en el campo en la historia de la NFL es de cinco juegos y fue para Albert Haynesworth en 2006 por pisar la cabeza descubierta de Andrew Gurode.

La suspensión más extensa en la historia de la liga se dio en la actual temporada, cuando Vontaze Burfict, linebacker de los Oakland Raiders, fue sancionado por reincidir en golpes ilegales con el casco.

"No sé cuáles sean las reglas, pero sólo sé que fue una acción totalmente cobarde de su parte", dijo Rudolph cuando se le preguntó cuánto tiempo consideraba que Garrett debía ser suspendido. "Pero, está bien. No voy a dejarme de cualqier abusador. Ya veremos qué pasa".

Rudolph quedò fuera de acción por un tiempo en la actual temporada, luego de sufrir una conmoción tras quedar inconsciente por un golpe casco con casco con Earl Thomas, safety de los Baltimore Ravens.

Pouncey exigió a la NFL que actúe.

"Aboslutamente. Aboslutamente, 100 por ciento", dijo Pouncey cuando se le preguntó si Garrett debía ser suspendido por el resto de la temporada. "Ya veremos qué tan seria es la NFL sobre sus jugadores".

Jugadores de ambos equipos condenaron la pelea.

"Es injustificable", señaló Baker Mayfield, quarterback de los Browns, a Fox tras el encuentro. "No me importa si se trata de una rivalidad o no"

Rudolph pareció estar bien tras la agresión que sufrió con el casco.

“Es injustificable. No me importa si es una rivalidad o no”, dijo Baker Mayfield, quarterback de los Browns, a la cadena Fox tras el partido.

Cleveland ganó el encuentro por 21-7.

Browns y Steelers vuelven a enfrentarse el 1 de diciembre en Pittsburgh.