Myles Garrett no jugará el resto del año tras golpear a Mason Rudolph

El ala defensiva de los Cleveland Browns, Myles Garrett, recibió la mayor sanción en la historia de la NFL por un incidente dentro del campo luego de la trifulca durante la victoria de la Semana 11, 21-7, sobre los Pittsburgh Steelers.

La liga decidió suspender a Garrett de manera indefinida a Garrett por al menos el resto de la temporada y playoffs, además debe reunirse con el comisionado Roger Goodell para solicitar su reinstalación, informó la NFL a través de un comunicado.

Garrett también se hizo acreedor a una multa por su conducta y no cobrará su salario durnate el tiempo que esté suspendido.

El castigo más severo aplicado por la NFL para un jugador por una acción dentro del campo fue la suspensión de cinco partidos a Albert Haynesworth en el 2006 luego de pisar la cabeza del liniero ofensivo Andre Gurode.

Esta temporada, la liga suspendió por el resto de la temporada al apoyador de los Oakland Raiders, Vontaze Burfict, por castigos reiterados luego de golpear en la cabeza al ala cerrada de los Indianapolis Colts, Jack Doyle.

Cerca del final del partido, Garrett derribó al mariscal de campo Mason Rudolph, quien reaccionó tratando de arrancar el casco al defensivo, sin lograr su cometido.

En respuesta, Garrett arrancó el casco de Rudolph y le propinó un golpe en la cabeza con el mismo, provocando la reacción de los linieros ofensivos de Pittsburgh, en especial del centro Maurkice Pouncey, quien --después de lanzar una serie de puñetazos-- logró derribar a Garrett junto a su compañero David DeCastro en las diagonales, donde continuó pateándolo.

En ese instante, Rudolph estaba de pie en las diagonales viendo la trifulca cuando el tackle defensivo de los Browns, Larry Ogunjobi, llegó por la espalda para empujarlo, derribándolo e iniciando otro altercado.

Además de Garrett, los oficiales también expulsaron a Pouncey y Ogunjobi.

Pouncey fue suspendido tres partidos sin goce de suelto y recibió una multa adicional por pelear, incluyendo golpear y patear a un rival. Ogunjobi fue suspendido un juego y también multado por rudeza innecesaria, por empujar a un rival durante un altercado.

La liga también anunció que tanto Steelers como Browns fueron multados con 250,000 dólares.

En su comunicado, la NFL dio a conocer que habrá más jugadores sancionados, incluyendo los que salieron de la banca para participar en la trifulca dentro del campo.

Garrett, Pouncey y Ogunjobi tienen tres días hábiles para presentar sus apelaciones, que serían escuchadas por Derrick Brooks o James Thrash, quienes fueron designados para tal tarea por la NFL y la Asociación de Jugadores de la NFL.