Tyrann Mathieu y Frank Clark cumplen en primer año con Chiefs

Tyrann Mathieu y Frank Clark vieron por televisión el Juego por el Campeonato de la Conferencia Americana la temporada pasada. Sus equipos respectivos estaban eliminados, y ninguno de los dos jugadores imaginaba lo que les depararían los siguientes 12 meses.

O más precisamente, dónde los llevarían.

La defensiva de los Chiefs colapsó en el tiempo extra de aquella Final de Conferencia ante los New England Patriots, lo que les costó su oportunidad de alcanzar el Super Bowl por primera vez en casi cinco décadas. Tras el revés, el entrenador en jefe Andy Reid comenzó un cambio drástico en el equipo.

Reemplazó al coordinador defensivo veterano Bob Sutton con Steve Spagnuolo, se deshizo de jugadores veteranos e improductivos y le pidió al gerente general Brett Veach incorporar piezas que funcionaran mejor con su esquema.

Así fue como llegaron Mathieu y Clark a Kansas City.

Los Chiefs acordaron con el profundo, experto en buscar balones, un contrato de tres años y 42 millones de dólares para incorporar talento a la parte trasera de la defensiva. Un mes después cambiaron un paquete de selecciones del draft con los Seattle Seahawks para hacerse de Clark, a quien firmaron por $105.5 millones y cinco campañas antes de que el ala defensiva realizara siquiera una jugada con Kansas City.

Mathieu está ganando más dinero por año que en cualquier otro punto de su carrera y Clark está entre los jugadores defensivos mejor remunerados en la liga. Aún así, ambos parecen sabias inversiones para un equipo con un historial nefasto en los convenios colosales.

Mathieu fue un profundo destacado a nivel colegial en LSU antes de que una serie de arrestos por drogas pusieran fin a su carrera universitaria. En algún momento después de su detención en el 2012, le dijo a una cadena de televisión de Arizona que contempló suicidarse. Cuando Mathieu puso su vida en orden y los Arizona Cardinals le dieron una oportunidad, las lesiones amenazaron su carrera.

Se recuperó de esta situación también. Mathieu ayudó a los Houston Texans a alcanzar la postemporada el año pasado y después llegó a un acuerdo con Kansas City.

"Así es él", declaró el mariscal de campo Patrick Mahomes. "No tiene que mostrarse distinto a como es. Sólo tiene que salir cada día y con su actitud, su mentalidad, lidera a los muchachos. Su juego habla por sí mismo, pero la forma en la que todos los días demuestra su grandeza, eso se extiende en el equipo".

Clark tuvo una historia notablemente similar para encontrar su camino a Kansas City.

También fue expulsado de su equipo colegial, aunque Michigan lo hizo tras un incidente de violencia doméstica. Cuando Seattle le dio una oportunidad, Clark evitó el drama hasta que ocurrió un desagradable incidente en redes sociales con una reportera de televisión.

Los Chiefs insisten en que hicieron sus indagatorias antes de las transacciones y Clark se ha mantenido alejado de los problemas mientras ayuda a Mathieu a fortalecer la defensiva para que el equipo avanzara en la postemporada. Clark se apuntó múltiples capturas sobre Deshaun Watson en la remontada frente a Houston la semana pasada, incluyendo una en la que se resbaló dos veces y corrió 40 yardas antes de derribar al quarterback de los Texans desde atrás.

"Es implacable. Esa captura te cuenta toda la historia", sentenció Reid. "Estaba corriendo, persiguiéndolo, lo dejó ir dos veces, se levantó y lo capturó. Así es como piensa".