Antonio Brown se entrega a la policía en el Condado de Broward

play
'Un truco publicitario', así define Antonio Brown el entrenamiento que tuvo con los Saints (0:51)

No obstante, el receptor, ubicado en la agencia libre, reconoció el apoyo del entrenador en jefe Sean Payton. (0:51)

Luego de que se girara una orden de aprehensión en contra del ex receptor abierto de la NFL, Antonio Brown, el siete veces jugador de Pro Bowl se ha entregado a las autoridades.

El hecho fue reportado en primera instancia por CBSMiami.

Según el reporte, Brown arribó cerca de las 10 p.m. a la cárcel del Condado de Broward con sus abogados. Era buscado por tres cargos, incluyendo agresión y robo.

Previamente, el preparador físico de Brown, Glen Holt, fue arrestado por la policía, como parte del mismo incidente. Se les acusa de agredir a un chofer de camión de mudanzas afuera de la casa de Brown, en Hollywood, Florida.

No es el primer problema de Brown en los últimos meses.

La semana pasada, el agente de Brown, Drew Rosenhaus terminó su relación con él hasta que el receptor busque asesoramiento, una fuente de la Asociación de Jugadores de la NFL informó a Adam Schefter de ESPN.

Rosenhaus escribió en la carta que recibió la NFLPA el jueves, que le gustaría seguir trabajando con Brown, pero no hasta que reciba ayuda.

Brown, de 31 años de edad, no estuvo en plantilla activa por la mayor parte de la campaña del 2019. Fue cortado por los Oakland Raiders al término de la pretemporada luego de demandas públicas. Fue activado por un juego con los New England Patriots, pero fue liberado al poco tiempo, en medio de alegatos de asalto sexual. El ex estelar de los Pittsburgh Steelers recientemente tuvo una prueba con los New Orleans Saints, lo que más tarde describió como truco publicitario en redes sociales.

La NFL investiga a Brown después de que se interpusiera una demanda por su ex preparadora física, Britney Taylor, donde alega que fue asaltada sexualmente por Brown en ocasiones múltiples. Brown también fue acusado de conducta sexual inapropiada en su casa por una artista que trabajaba ahí en el 2017.

La NFL no ha concluido su investigación.