ESPN+: Belichick-Brady, Tuca-Gignac... Amor es ganar juntos

play
'Tom, tú puedes escoger al mejor equipo' (3:15)

Atención a Lalo Varela: 'Hay seis o siete equipos que están armados, pero necesitan un quarterback'. (3:15)

“Todo se lo debo a mi manager y la virgencita de Guadalupe”, frase que dejó grabada en el inconsciente colectivo aquel mítico campeón de boxeo Raúl ‘Ratón’ Macías, ejemplifica el vínculo que hay entre atletas y entrenadores que va mucho más de las canchas, campos y cuadriláteros.

Macías y su gesto de agradecer a Tomás Castillo es una muestra y reflejo de ese cariño, amor fraterno que funde a los protagonistas del deporte con los mentores que los llevan a los triunfos o los levantan en la derrotas.

Los casos de binomios más cercanos y triunfadores son muchos. Aquí elegimos los más significativos:

Tom Brady | Bill Belichick

Este par ha ganado seis Super Bowls, han llegado a nueve. Con 17 títulos divisionales y clasificaciones a playoffs en 20 temporadas, es innegable que son la pareja head coach-quarterback más exitosa de la historia de la NFL.

Resulta difícil pensar en un ‘amoroso’ o protector Bill Belichick, pero no en una figura paterna estricta y exigente. Bajo la tutela de este hombre de gesto gruñón y horribles sudaderas recortadas de las mangas hay un general que encontró en Brady a su mariscal para ganar casi toda batalla.

Nadie puede decir que entre ellos haya una amistad, de hecho, la relación ha tenido momentos ásperos donde el jefe prohibió al jugador a que llevara a su preparador físico personal a los entrenamientos, algo donde sólo el dueño de los New England Patriots, Robert Kraft, pudo suavizar. Así son los matrimonios y más los que duran 20 años, algunas tensiones se dan.

Es posible que Brady no vuelva a vestir el jersey de New England Patriots, pero la dinastía que formó con Belichick ya es histórica y se caigan bien o no, comparten la paternidad de esos seis anillos y deberán convivir con ello toda su vida.

¿Brady habría llegado a donde está sin Belichik? ¿Belichik puede hacer lo mismo cuando no esté Brady? Probablemente la respuesta a ambas preguntas es no.

Saúl “Canelo” Álvarez | Eddy Reynoso

El boxeo mundial actual no conoce una simbiosis entre pupilo y entrenador-manejador más fructífera y armónica que la de “Canelo” con Eddy Reynoso.

Una vida juntos, desde que Saúl empezó en el ring como un adolescente de 14 años y que ha llevado a la consecución de títulos universales en cuatro distintas categorías.

Eddy, hijo de “Chepo” Reynoso, es el ‘padre’ deportivo de Saúl Álvarez y este no duda en hacerlo patente en sus redes: “Las palabras salen sobrando, gracias por todo, por hacerme lo que soy. Felicidades ‘Apá’ por ser reconocido por lo que siempre pensé que eras, el mejor de todos”.

En Estados Unidos esto es lo que se llama un auténtico “bromance”.

André Pierre Gignac | Ricardo “Tuca” Ferretti

Aquí escurre miel auténticamente. El brasileño bigotón que sólo se rasura cuando el francés le da motivos con un título de liga, no duda en ‘adorar’ al delantero.

“Tuca” y Gignac, Gignac y “Tuca”, en el orden que sea ocupan el olimpo en el corazón de los fanáticos de los Tigres de la Liga MX. Y con razón, porque Ferretti ha sido el domador de los felinos en cinco campeonatos de Liga, de los cuales cuatro se lograron, en gran medida por la fiereza del galo-gitano Gignac.

Juntos han enfrentado a las ‘hordas’ del Veracruz, de la prensa y de todos los equipos. Se profesan cariño en cada declaración.

Serena Williams | Patrick Mouratoglou

El caso de Serena y Patrick es especial, pero no único. Desde 2012 que la menor y más exitosa de las Williams empezó a trabajar con francés ha ganado 10 títulos de Grand Slam y un oro olímpico, pero esa comunión en la pista llegó al parecer al terreno amoroso.

Jugadora y entrenador se dice que sostuvieron una relación sentimental, primero delatada por la prensa rosa y fotografías muy amistosas entre ambos. Incluso Maria Sharapova lo comentó airadamente en alguna entrevista.

Nunca fue oficialmente confirmado el noviazgo y ambos están ahora felizmente casados y con hijos pequeños, pero siguen como dupla deportiva y el gran regreso de Serena luego de su embarazo ha sido apoyado siempre por su entrenador.

Ricky Williams | Mike Ditka

Y si hablamos de matrimonios deportivos entre coach y jugador, Ditka y Williams llevaron el asunto al extremo.

No se trata de una ‘unión’ exitosa ni mucho menos, pero sí grotesca y ridícula. Ridícula porque el coach Ditka, entonces con los New Orleans Saints , gastó ocho selecciones de draft, entre ellas dos primeras por el corredor de la Universidad de Texas. Como sabemos el resultado fue, a corto plazo que Ditka fue despedido por su terrible trabajo y Williams sólo estuvo tres temporadas con New Orleans, pero realmente brilló con Miami.

Lo grotesco fue que ambos personajes aceptaron vestirse para la revista ESPN The Magazine de novios, Williams con un traje de mujer blanco, como si estuvieran frente al altar.