Browns revelan cirugía de cadera para el receptor Jarvis Landry

A partir del dolor que sintió Jarvis Landry en el Pro Bowl, se decantó por la cirugía. AP Photo

CLEVELAND -- El receptor abierto de Pro Bowl de los Cleveland Browns, Jarvis Landry, eligió someterse a una cirugía en la cadera después de, inicialmente, preferir no tener la operación.

Landry se vio molestado toda la temporada por el problema, pero finalizó liderando al equipo con 83 recepciones para 1,1174 yardas y seis touchdowns. Visitó a un especialista al término de la campaña y decidió en contra del procedimiento antes de cambiar de opinión tras jugar con dolor en el Pro Bowl.

Los Browns dijeron que la cirugía de Landry fue realizada el martes en Minnesota por el Dr. Christopher Larson.

Landry había estimado estar marginado por un total de seis a ocho meses en caso de someterse a la operación. No obstante, un vocero de los Browns dijo que el equipo espera que Landry tenga recuperación total a tiempo "para la temporada del 2020".

Landry anunció su cirugía con una publicación de Instagram.

"Siento que si me reunía con los médicos del equipo, me reunía con mis médicos, que podríamos formular un plan para el receso de temporada para ser capaz de administrarme nuevamente a lo largo del año para poder cumplir con la temporada", dijo.

"De cara al Pro Bowl, después de haber descansado por tres semanas, y pensando que me sentiría mejor y luego jugando el partido --que obviamente no fue en realidad un juego, sino simplemente trotando y divirtiéndonos-- me di cuenta de cuanto dolor tenía solo con hacer eso.

"Estaba contento de haber ido al Pro Bowl, que hice el Pro Bowl porque fue una mayor indicación del por qué necesitaba la cirugía".

Larson dijo sobre el video de Landry que reparó el tema del cartílago rasurándolo. Landry dijo que no se trató de cirugía de microfractura, que hubiera requerido un tiempo mayor de recuperación.

"Va a sentir que mecánicamente se siente mejor", expresó Larson.

Landry ha estado con los Browns desde el 2018 cuando llegó vía canje con los Miami Dolphins. El jugador de 27 años de edad registró al menos 80 recepciones en cada una de sus seis campañas. Landry impuso una marca personal con 112 recepciones y nueve touchdowns en el 2017. No se ha perdido un partido en su carrera.