Virtual o no, el trabajo de preparación de Sean Lee nunca se acaba

"Tuve que saltar algunas bardas para ingresar a algunos sitios", admitió Sean Lee sobre trabajar algunos ejercicios para linebackers en diferentes sitios. Getty Images

Si te encuentras en algún lugar cercano a Santa Barbara, California, y en el próximo mes ves a un jugador de fútbol americano en un parque o campo portando un casco de los Dallas Cowboys, podría tratarse del linebacker Sean Lee.

El programa de temporada virtual de los Cowboys --virtual de principio a fin por la pandemia de coronavirus-- se ha terminado, y los jugadores deben reportar de regreso a The Star hasta julio, pero para Lee, quien está por comenzar su temporada N° 11 con la organización, realmente nunca se acaba.

Cumplirá 34 años de edad el 22 de julio, y comprende que le resta un tiempo limitado en la NFL.

"Te empiezas a sentir como hombre viejo cuando te percatas de estos cumpleaños de mediados, finales de los 90s de los tipos con los que juegas", dijo Lee. "Sí, te mantiene joven. Pero estoy tan emocionado como jamás he estado y amo el juego tanto como lo he amado. Es bueno. Te da una sensación de urgencia, de que tienes oportunidades limitadas para ganar un campeonato. Cuando te acercas al final y no tienes un campeonato, lo sientes más que nunca".

Lee es una criatura de hábito. Cada día, tiene un plan. Cada hora, tiene una temática. Todo está diseñado para mantenerlo fuerte y sano, con la idea de que estará en su mejor forma cuando arranque la temporada regular.

En un receso de campaña normal, Lee hubiera estado en The Star desde más de un mes antes del inicio oficial del programa de temporada baja. Por una lesión de finales de temporada del 2019, estuvo en las instalaciones para rehabilitación y algo de terapia bajo las reglas de la liga, pero mucho del trabajo lo ha realizado por su cuenta.

"Tuve que saltar algunas bardas para ingresar a algunos sitios", explicó Lee sobre trabajar algunos ejercicios para linebackers en diferentes sitios.

"Me mantuvo con el mismo cronograma. No corría demasiado al inicio, pero luego, más cercano a las actividades organizadas del equipo, intensifiqué mi tiempo de correr hacia lo que hubiera sido durante las actividades organizadas del equipo y luego de cara al minicampamento. Era aproximarse a cada segmento de la temporada baja como siempre, y ahora, en el inicio del verano, es alistarse para el campamento de entrenamiento".

De ciertos modos, la temporada baja de la NFL se ha parecido a la del 2011, cuando hubo un cierre patronal.

Entonces, Lee estaba por comenzar su segunda campaña con un nuevo head coach en Jason Garrett, quien se quedó con el puesto permanente después de reemplazar a Wade Phillips a mediados de la temporada del 2010, y requiriendo aprender una defensiva diferente gracias a la contratación de Rob Ryan como coordinador.

Incapaz de comunicarse con los coaches de los Cowboys o reunirse con los instructores de fuerza y acondicionamiento, muchos jugadores se reunieron en el Dragon Stadium de Southlake, Texas, para sesiones en grupo.

"Para mí, eso fue un mayor reto", admitió Lee. "Hicimos un buen trabajo al reunirnos, trabajar juntos, pero llegamos a julio y no sabíamos lo que iba a suceder. Luego, repentinamente, nos informaron que el campamento de entrenamiento estaba a una semana".

Nueve años más tarde, Lee tiene que aprender de un nuevo head coach en Mike McCarthy, de un nuevo coordinador en Mike Nolan y un programa de trabajo ligeramente alterado, aunque el nuevo coach de fuerza, Markus Paul, quien trabajó junto a Mike Woicik la temporada pasada, mantuvo al menos porciones de ello.

"Porque hemos pasado mucho tiempo interactuando con los coaches, aprendiendo la defensiva mientras se hace la transición al nuevo personal, ha sido de gran ayuda", dijo Lee.

Lee hubiera preferido reuniones en persona con McCarthy, Nolan, el coach de linebackers, Scott McCurley, y el asistente defensivo senior, George Edwards. Hubiera preferido las actividades organizadas del equipo y el minicampamento, para tener una mejor noción del nuevo esquema y su rol dentro de él. Hubiera preferido estar cerca de sus nuevos compañeros cuatro días a la semana, también.

"Es la parte más difícil, no estar cerca de los chicos y construir ese vínculo en el que trabajas desde marzo hasta ahora", explicó Lee. "El sacrificio compartido de levantar y correr juntos, e ir acercándonos más a lo largo del tiempo con el trabajo fuerte".

Cada equipo debe lidiar con esa circunstancia, pero Lee dijo que los jugadores defensivos han celebrado llamadas por Zoom separadas por su cuenta, o intercambios de mensajes de texto para discutir los detalles de lo que deben esperar, sea cuando sea que puedan saltar al campo.

"Mentalmente, hemos sido capaces de hacer un trabajo increíble y todavía aprender, incluso si físicamente no hemos estado con los demás", dijo Lee.

Después del draft del 2020 de la NFL, McCarthy admitió que estaba rezagado en la implementación de su sistema. Lee siente lo mismo, al tiempo que se alista para el 2020.

"Sí, probablemente hay una inseguridad que te hace sentir de ese modo, pero debes combatirlo con un sentido extremo de urgencia", expresó Lee. "Con tu ética de trabajo, con el modo en que estudias, todo eso. Quiero estar preparado. Quiero creer que, si nos llaman mañana y dicen, 'Vamos a trabajar', entonces estaré listo".

Esa es la razón por la que podrían encontrar a Lee en algún parque o campo, portando un casco de los Cowboys, realizando algunos ejercicios a solas.