Normas estatales por pandemia impedirían fans en estadio de Bills

Si la temporada de NFL comenzara hoy, los Bills no podrían contar con fanáticos en New Era Field. Getty Images

Las normas del estado de New York emitidas el miércoles para las competencias de deportes profesionales, contaron con varias prácticas obligatorias y sugeridas para el distanciamiento físico, higiene, y actividad en el lugar de trabajo, incluyendo la prohibición de tener aficionados en juegos o sedes abiertas.

Las seis páginas que conforman las directrices incluyen docenas de mandatos para los equipos profesionales en el estado, que entra a la Fase 4 de su reapertura durante la pandemia de coronavirus. Bajo las actuales circunstancias, las normas obligan a los equipos "a asegurarse que ninguna afición en vivo, fanáticos o espectadores podrán asistir ni se permitirá la entrada a ninguna sede de deportes profesionales, incluso si es en exteriores".

Eso significa que, si la temporada comenzara hoy, no podría haber fanáticos en New Era Field, casa de los Buffalo Bills. O en Yankee Stadium. O en Citi Field, para juegos de los Mets.

"Espero ver a aficionados en nuestro estadio en algún punto, hasta cierto grado", dijo el propietario de los Yankees, Hal Steinbrenner, el jueves. "Esas conversaciones ya sucedieron... [el gobernador Andrew Cuomo] ha sido un proponente de tener los deportes de regreso en el campo y eventualmente, cuando las cosas sean seguras, volver a tener aficionados en el estadio".

Steinbrenner también dijo que se desarrolla un plan con Ticketmaster para mantener a los fanáticos socialmente distanciados. Dijo que la capacidad inicial para Yankee Stadium sería del 20 al 30 por ciento, del total de 52,000 fanáticos que caben en el inmueble.

Las directrices del estado también ordenan que los equipos "prohíban a los aficionados de congregarse afuera de la sede, e implementen un plan de seguridad para dispersar de modo seguro a los individuos que se aglomeren afuera de la sede".

La prohibición de los fanáticos de los partidos es una determinación decepcionante para las personas que esperaban poder ver deportes en vivo durante el otoño, pero las normas son fluidas y podrían cambiar conforme se presenta nueva información.

"Las directrices se desarrollan con base en las más recientes guías y datos de los oficiales de salud pública, y se verán actualizadas a lo largo del tiempo con base en la ciencia y la información que vaya surgiendo", dijo Jason Conwall, vocero para Cuomo.

En anticipación a esas directrices, los Bills anunciaron a inicios de esta semana que dueños de abonos de temporada puede optar para rescindir su compromiso para el 2020 con la posibilidad de volver para el 2021, "manteniendo la antigüedad de la cuenta y localización de los asientos".

Por lo que respecta a los jugadores y empleados del equipo, las normas del estado limitan acceso al campo a personal esencial requerido para llevar a cabo y transmitir la competencia, y se requieren prácticas extensas de higiene y distanciamiento social. Los equipos también deben implementar revisiones de salud diarias, de manera obligatoria, para staff, atletas y personal de la sede, así como pruebas para el diagnóstico del COVID-19 "para todos los atleta y staff esencial del equipo con acceso regular a los jugadores 48 horas antes de la competencia".