Jugadores podrían ser multados por romper protocolos de la NFL por coronavirus, informa fuente

Si la NFL logra celebrar una temporada en 2020, los jugadores participarán sometidos a un número de restricciones relacionadas con el coronavirus dentro y fuera del campo, lo que implicaría usar barras de casco especialmente diseñadas y que estén sujetos a multas por actividades fuera del campo que lleven a la propagación del virus.

La NFLPA tuvo una teleconferencia de dos horas con representantes de jugadores y el director médico del gremio, Thom Mayer y, la cual se centró en los protocolos que la liga y el sindicato han discutido para permitir a los jugadores participar en el campamento de entrenamiento y la temporada regular.

Se les dijo a los jugadores que las posibilidades de celebrar una temporada alrededor del virus dependerá del éxito de sus pruebas y del programa de rastreo de contactos y también se les dieron detalles de lo que podrían esperar y de lo que se espera de ellos.

Una fuente dijo a ESPN que se le dijo a los jugadores presentes en la llamada que podrían ser multados por conducta perjudicial si se comprueba que tuvieron un comportamiento “imprudente” fuera de las instalaciones del equipo, como salir a comer a restaurantes y usar servicios de transporte compartido. También se les actualizó sobre el progreso que personal médico de la liga y el sindicato tienen en el desarrollo de máscaras faciales que pudieran ser usadas mientras juegan, practican y se mueven dentro de las instalaciones, aunque las fuentes indicaron que los jugadores presionan para no usar esa herramienta por varias razones incluidas preocupaciones sobre cómo afectarán su visión y su respiración.

La llamada comenzó con actualizaciones de Mayer sobre el virus en general. Entre otras cosas, se les dijo a los jugadores que las pruebas pueden reducir la transmisión, pero que el virus es muy serio y debe tomarse seriamente, que los hombres afroamericanos son más susceptibles a él, que es posible contagiarse de nuevo aunque se haya tenido y que los resultados negativos de pruebas son un tema suficientemente importante, que se requeriría que los jugadores que den positivo deban dar dos veces negativo antes de que se les permita volver a jugar.

Se informó a los jugadores que se ha discutido el uso de rastreadores de contacto que le permitirían a los equipos identificar a la gente con quien un jugador infectado ha interactuado y que si dan positivo, sus familias también podrían ser sujetos a las pruebas.

Se tiene programada otra teleconferencia para el viernes que estaría abierta para todos los jugadores, no sólo los representantes.

Las fuentes relataron a ESPN que varios representantes cuestionaron en la llamada del jueves por qué la liga intentaba apresurarse a jugar su el virus es una amenaza tan peligrosa. También preguntaron qué pasará con sus contratos si deciden no jugar por razones relacionadas al virus (como han hecho algunos jugadores de la NBA), qué pasa si se sienten incómodos para jugar conforme avance la temporada y qué sucederá con el tope salarial del próximo año como resultado dela pérdida de ganancias en 2020.

Directivos del sindicato dijeron que esos temas aún deben resolverse.

“Hay preguntas sobre las que los jugadores quieren respuestas antes de jugar”, dijo una fuente.

Otros temas que se tocaron el jueves:

  • Algunas juntas de equipos podrían potencialmente celebrarse en persona, pero sólo en grupos pequeños. La mayoría de las reuniones serán virtuales.

  • Los equipos limitarán el acceso a las instalaciones sólo a los empleados “esenciales” y las instalaciones serán limpiadas y desinfectadas frecuentemente.

  • Se requerirá que los equipos entreguen planes de respuesta a emergencias relacionados al coronavirus, incluidos procedimientos sobre pruebas positivas de alguien en el equipo.

  • El acceso a los medios será limitado y se requerirá que los reporteros se sometan a los mismos protocolos de pruebas como los jugadores y personal del equipo. Las entrevistas probablemente serán virtuales y no en persona.

  • Actualmente, la propuesta es que jugadores y empleados del equipo se sometan a pruebas para la detección del virus cada dos días, pero los representantes de jugadores indicaron el jueves que prefieren pruebas diarias. La disponibilidad y acceso a las pruebas es un tema importante y la liga es consciente de la posible crítica que recibiría si tiene mayor acceso a las pruebas que la sociedad en general.

  • Jugadores y coaches regularmente se hospedan en hoteles durante los campamentos de entrenamiento, pero se informó a los jugadores que permanecerán en sus propias cosas y de allí irán a las instalaciones del equipo este año.